| 22 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, interviene durante la presentación del Plan de Vivienda 'Vive Comunitat Valenciana’
El presidente de la Generalitat, Carlos Mazón, interviene durante la presentación del Plan de Vivienda 'Vive Comunitat Valenciana’

Innovación y vivienda pública

Los datos relacionados con el parque residencial disponible, sea vivienda pública o social, ya sea en régimen de alquiler o de compraventa, son desoladores.

Dejé abierta la pequeña serie divulgativa sobre vivienda pública que, inopinadamente, gozó de la atención de los lectores de ESdiario y he conocido después, con satisfacción, los avances del plan VIVE de la Generalitat, así como las declaraciones del secretario autonómico, Sebastián Fernández, y el anuncio de los avales de Instituto Valenciano de Finanzas (IVF). Los datos relacionados con el parque residencial disponible, particularmente en el amplio grado que engloba el concepto de vivienda pública o social, ya sea en régimen de alquiler o de compraventa, son desoladores.

Y vanos los intentos legislativos de limitar las cifras de renta o de venta, por mucho eufemismo tensionista que se ponga en su objetivo. La libertad de mercado -pese a las dificultades administrativas- permanece de la mano de cierta sensatez del particular en la estrategia más adecuada para la defensa de sus legítimos intereses. Como propietario y como beneficiario.

Gandia_1

Viviendas sociales en el Grao de Gandía. IVVSA 2014. JM. Lozano y A. Lozano. Arquitectos.

Mis colegas activos en el mundo profesional como Magín Ruiz de Albornoz, en el académico, como José Durán, o mi propia hija, Ana Lozano, que también participa de ambos, abonan mi vieja teoría de vincular a la creatividad -y por ende a la investigación y la innovación- la buena salud y el futuro de la arquitectura de la vivienda. La creatividad proyectual, técnica y constructiva, y la belleza del resultado continúan siendo los atributos vitruvianos de la buena arquitectura. También en el campo de la vivienda social.

Los concursos de anteproyectos impulsados por el Instituto Valenciano de la Vivienda (IVSA), de creación socialista y continuidad popular, se multiplicaron con éxito en esa segunda época, mediante la aportación de suelo municipal que entonces -como ya se ha anunciado ahora- fue frecuente. La ejecución de los proyectos ganadores en las tres provincias ha enriquecido el patrimonio arquitectónico valenciano y ha mejorado radicalmente la calidad de vida de los usuarios de esas nuevas viviendas.

En la calma breve que nos deja el intermedio entre elecciones políticas, las habrá en el Colegio de Arquitectos de la CV. Aun siendo poco entusiasta de las asociaciones corporativas o gremiales, reconozco su utilidad como sociedad civil en la vigilancia de las fisuras de un democracia imperfecta. Y he saludado la participación de Marina Sender entre los expertos municipales, no tanto por ser la única mujer -no faltan colegas de idéntico prestigio al de los varones que la acompañan- como, y también, por su condición de presidenta de los arquitectos valencianos.

He leído con agrado las razones y objetivos por los que el profesor doctor Salvador Lara -que sabe bien lo que vale un peine en el ejercicio de la profesión a la vez- opta por el Decanato. Tal vez por egoísmo destaco la afirmación “Somos la arquitectura que vivimos y seremos la que proyectamos hoy”. Es la que se compadece con mi muy compartida reivindicación de la creatividad arquitectónica.

Pasarelas_2

Viviendas sociales en el Grao de Gandía. IVVSA 2014. JM. Lozano y A. Lozano. Arquitectos.

Soy consciente que la necesaria gestión de un asunto, que ya de por sí es complejo, crece al introducir mecanismos de flexibilidad y horquillas para operar en sustitución de parámetros rígidos. Horquillas que afectan tanto a la calidad proyectual como a sus derivadas económicas. La clave, a mi entender, es depositar confianza y responsabilidad en los profesionales -técnicos y empresarios- y contar con la colaboración leal de las empresas externas en materia de validación. En otro orden de cosas más prosaico está la agilidad administrativa en calificaciones y licencias, las bonificaciones de tasas y la efectividad de los créditos hipotecarios.

Hace casi cincuenta años que Giedion escribió “La mecanización toma el mando”. Hoy, en tiempos de megadatos e inteligencia artificial, la creatividad innovadora, fruto de la investigación, es el camino a recorrer por la arquitectura de la vivienda en momentos de emergencia como los actuales. Y por la arquitectura de la vivienda pública también.