× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad

Embajada: Los políticos primero

Para animar a la población a ponerse la vacuna, lo suyo sería que los políticos diesen ejemplo.

| Fernando Ferrando Edición Valencia

Llegará la vacuna del Covid y habrá muchos españoles, quizás una mayoría, que se niegue a ponérsela. Las teorías conspiranoicas han hecho mella en la sociedad y aunque la mayoría no les da crédito, a todos les gusta escucharlas y siempre queda la duda. Por eso ha calado la idea de que un grupo de poderosos quiere aprovechar la pandemia para moldear la humanidad a su gusto. Es más, hay quien cree que ese grupo de poderosos han provocado la pandemia para poner en marcha su proyecto de una humanidad controlada, dócil y muy homogénea.

Personalmente llevo años preguntándome, sin ser capaz de obtener una respuesta, si el devenir de la humanidad está dirigido por alguien o si va por su camino sin que nadie pueda variarlo. Planteado de una forma más gráfica, no sé si la humanidad viaja en autobús o en tren. En el primer caso, alguien puede modificar el rumbo y llevarla a un sitio u otro. En el segundo, el camino está trazado y a lo máximo hay un maquinista (los poderosos) que puede hacerle ir más rápido o más lento.

En cualquier caso, creo que para animar a la población a ponerse la vacuna, lo suyo sería que los políticos diesen ejemplo. Pedro Sánchez y sus ministros; Ximo Puig y sus conselleres, todos los diputados nacionales y autonómicos, acompañados de sus mujeres, maridos e hijos deberían ir desfilando por hospitales e inyectarse la vacuna ante las cámaras. Ojo, que como aquí ya no nos fiamos de nuestra sombra, sobre todo desde que gobierna Sánchez, la escena tiene que tener algún elemento que le dé credibilidad, no vaya a ser que se inyecten un placebo. Así es que queremos el nombre y número de colegiado de cada médico que se las inyecte.

A partir de ahí, ia vorem que fem els demes.