02 de Agosto de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Teodoro García Egea, visitante incansable de la Comunidad Valenciana
Teodoro García Egea, visitante incansable de la Comunidad Valenciana

Los viajes de Teo y su papel como 'valenciano' reivindicativo

El secretario general del PP se convierte en adalid de las reivindicaciones valencianas que el plenipotenciario ministro del PSOE prefiere no sacar a la palestra

| H.G. Edición Valencia

El Viaje de Teo es el título de un exitoso en ventas libro de Catherine Clement que repasa el origen de las principales religiones desplazándose por el mundo. Con la curiosidad propia de un joven ávido de conocimientos.

Sin recorrer tantos kilómetros, pero no andándole demasiado a la zaga, existe otro Teo, de apellido García Egea, que visita continuamente la Comunidad Valenciana, en especial la provincia de Alicante, y que ejerce de autóctono de adopción y de reivindicación allá donde va. Este jueves mismo lo ha vuelto a hacer.

Se ha hecho cargo de lo que un valenciano de nacimiento y de amplio poder en el actual gobierno, el ministro y secretario de organización del PSOE, José Luis Ábalos, prefiere obviar o no meterse en esas discusiones de las que puede salir escaldado o levantar ampollas entre sus compañeros de ejecutivo, que no entre sus conciudadanos valencianos.

Ábalos, que susurra al oído del presidente Pedro Sánchez, podría ser el mejor embajador en Madrid de la reforma de la financiación, pero evita pronunciarse sobre esa cuestión salvo que le fuercen mucho. Y cuando lo hace salva el brete con alguna divagación carente de compromiso.

En cambio, Teo, que comparte como murciano intereses hídricos con la Comunidad Valenciana, demuestra en cuanto tiene la mínima ocasión su amistad con Carlos Mazón para realizar  visitas constantes a tierras alicantinas y reivindicar lo que en ellas se reivindica. Como un aborigen más.

También aprovecha esas visitas para hablar de lo que se tercie y para dejar claro quién manda (además de él) en el PP. De hecho, su frase de esta última visita desvela con nitidez su sentido del mando y el estilo piramidal de dirigir su partido. "Casado es nuestro presidente nacional, lo que opina el partido es lo que dice él", suelta para que no quede el más mínimo género de dudas sobre quien detenta el poder absoluto.

De paso, habla de la hostelería y critica en este sentido al ejecutivo al mostrarse "sorprendido" de que el Gobierno pida "ahora" que se escuche a los empresarios, un sector que lleva meses pidiendo un ayudas para el turismo y la hostelería así como una bajada de impuestos.

Y, por si quedara alguna duda, aclara la importancia estratégica de la Comunidad Valenciana para su formación, que con el gobierno de Madrid y Andalucía en la alas de la gaviota y con el de Cataluña imposible de lograr, mira hacia territorio valenciano.

"Si el PP está fuerte en la Comunitat Valenciana, tendrá por fin de nuevo la voz que merece. Hoy el gobierno mira más a otras regiones en vez de a la valenciana, que está siendo claramente marginada en todos los temas que le preocupan, por lo que necesitamos un gobierno que vuelva aquí a recuperar ese orgullo de pertenencia y de peso político que entonces tuvo y que ahora ha perdido", afirma, asumiendo de pleno su nuevo rol de ´valenciano´ reivindicativo.