| 07 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Aitana Mas, portavoz adjunta de Compromís, durante una intervención en Les Corts.
Aitana Mas, portavoz adjunta de Compromís, durante una intervención en Les Corts.

Compromís quiere convertir el IVF en el banco público valenciano

La coalición ha registrado en Les Corts una propisicón no de ley instando a la Generalitat a iniciar los procesos para obtener la ficha bancaria del Instituto Valenciano de Finanzas.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

"Hay que apostar fuerte y de forma inmediata por convertir el IVF en el banco público valenciano, permitiendo así a esta institución financiera desarrollar con la fuerza y las herramientas necesarias su papel como dinamizador de la economía, apoyo de las pymes y mantenimiento de los servicios bancarios al alcance de todas sin dejar a nadie atrás", defiende en un comunicado Aitana Mas, portavoz adjunta del grupo parlamentario. Desde Compromís creen en la utilidad de la banca pública como sistema de impulso económicos basándose en lo ocurrido con la crisis financiera del 2007 o la de la pandemia.

A su juicio, generalmente, las empresas de tamaño reducido como las pymes son las que más obstáculos encuentran a la hora de obtener financiación en condiciones que se adapten a sus capacidades y posibilidades. Estas empresas, a su vez, son las que configuran de forma mayoritaria el tejido empresarial valenciano. Por tanto, para Compromís, el papel de los bancos de inversiones como el IVF es crucial: "Seguir potenciando este papel y su capacidad es muy necesario para nuestro tejido empresarial, pero su impacto económico sería mayor ampliando su marco de actuación. En concreto, si adoptase una figura que permitiera llegar al conjunto de la sociedad valenciana”.

Consideran que con el desarrollo de la banca valenciana permitiría acabar con la brecha existente entre los estados europeos que disponen de banca pública y tienen la capacidad de ofrecer a su ciudadanía unos medios para desarrollarse y los que no poseen "ese nivel de bienestar”.  Por contra, la coalición valencianista critica que "la banca privada ha dejado de transferir recursos a los sectores que más lo necesitaban durante las crisis, ha dejado fuera del sector a más de 100.000 trabajadores, ha cerrado sucursales en los barrios más humildes y ha abandonado a casi la mitad de los pueblos". Todo ello, subraya, mientras recibían un rescate multimillonario que no han devuelto, mientras recuperaban los niveles de beneficios anteriores a la crisis y subían "estrepitosamente" los salarios de sus altos cargos.

Para Compromís la creación del banco público valenciano es el "puntal" de la campaña que lleva a cabo para reivindicar una banca que sitúe a las personas en el centro, con una mayor presencialidad, un trato más humano, más oficinas y cajeros en los pueblos.