| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Mónica Oltra en Salvados de La Sexta
Mónica Oltra en Salvados de La Sexta

Oltra reaparece en La Sexta para victimizarse y no aceptar ninguna crítica

La ex vicepresidenta dice que no dimitió por estar imputada, sino porque Ximo Puig quería gobernar en solitario, y no es capaz de explicar si mintió al autoinculparse y luego desdecirse

| E. M. Edición Valencia

La ex vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra, ha roto su silencio tras dimitir el pasado mes de junio en una entrevista en Salvados de La Sexta donde no aporta prácticamente nada nuevo a su relato de victimizarse, no asumir ningún error en el caso en el que está imputada, y presentarlo todo como una cacería contra ella. Con voz y cara de conmiseración, Oltra ha repasado desde lo que cobra del paro -1.320 euros- a quien le ha llamado durante este tiempo.

Mónica Oltra no ha vuelto a explicar si mintió -a los periodistas o al juez- cuando en una declaración se presentó como la responsable que encargó un informe que desacreditaba a la menor abusada y luego se desdijo. Oltra ha indicado que eso lo dijo “para dar apoyo a los imputados”, sin reconocer que ha mentido cuando el periodista Fernando González Gonzo le pregunta por ello.

La ex vicepresidenta deja un recado para el que fuera su presidente, Ximo Puig. Vuelve a vender que ella dimite por la causa de Compromís, porque según Oltra “Puig fantaseaba con un gobierno en solitario del PSOE”. Señala que Puig nunca le dijo que dimitiera, “pero lo dejó ver con su frase no estoy para fiestas y lo que publicaban los periodistas de la corte y las fuentes del Palau, los señores fuentes”. Además, indica que no comunicó a Puig su dimisión para que el presidente no la filtrara, un gesto que el periodista tacha de falta de confianza.

 

A Mónica Oltra, además, le “molesta que se llame caso Oltra” porque según ella “no hay ningún caso”. También defiende su polémica fiesta tras la imputación, señalando que “no va a dejar de bailar” y culpando a los medios de comunicación “de sacar sólo diez segundos de baile y no todo el mitin”. Aunque dice que ha pensado sobre el episodio, no asume tampoco que fuera un error.

Sobre quién sigue hablando con ella, Mónica Oltra revela que Ada Colau y Yolanda Díaz le escribieron por Wathapp, Díaz el día de su declaración, y que con Mónica García sí habla por teléfono de forma habitual. Oltra insiste en su teoría de la cacería de extrema derecha y el fascismo contra ella, nada nuevo en este sentido.

Y por supuesto, Mónica Oltra también ha recuperado uno de sus clásicos que en su día le hizo famosa, meterse con el PP de Camps. La ex vicepresidenta no ha querido decir nada bueno que hicieran Francisco Camps y Rita Barberá al frente de sus años de gobierno. Una vez más, rechaza su comparación con Camps cuando ella pedía su dimisión al estar imputado, y se sitúa en plano moral superior.