| 17 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La concejala de Bienestar Animal, Gloria Tello, ante una colonia felina
La concejala de Bienestar Animal, Gloria Tello, ante una colonia felina

El Ayuntamiento de Valencia deja en mínimos el servicio de atención a gatos

Alimentadoras de colonias felinas denuncian que el servicio de esterilización no está disponible en condiciones al irse de vacaciones y tienen que recurrir a pagar por privado operaciones

| E. M. Edición Valencia

El Ayuntamiento de Valencia ha dejado en mínimos el servicio de esterilización de gatas durante agosto a las alimentadoras de colonias felinas de la ciudad. En concreto, las instalaciones municipales de Benimàmet cuentan con dos veterinarios encargados de esterilizar y atender a las gatas, pero las alimentadoras felinas denuncian que están fuera por vacaciones dejando el servicio sin atender, y que llaman al teléfono de los veterinarios o de la concejalía de Bienestar Animal y no reciben ninguna respuesta.

Desde ESDiarioCV nos hemos puesto en contacto con el teléfono de los veterinarios de la concejalía de Bienestar Animal que dirige Gloria Tello de Compromís y, efectivamente, no nos han contestado. Asimismo, hemos escrito al correo de colonias felinas y ahí sí nos han respondido, pero dándonos cita para dentro de dos semanas si deseamos llevar un gato ya que no pueden atender al tenerlo todo completo. Para las alimentadoras dos semanas es mucho tiempo, “si he cogido ya una gata que seguramente esté embarazada ¿no la esterilizan hasta dentro de 2 semanas cuando avanza la gestación?”. Se preguntan.

Esta falta de servicio está obligando a las alimentadoras felinas a tener que llevar a las gatas a un veterinario privado y gastar de su bolsillo un mínimo de 80-100 euros por esterilización (precio que puede aumentar si la gata tiene alguna otra complicación), algo que consideran una vergüenza por el elevado coste.

El Ayuntamiento de Valencia obliga a esterilizar las gatas de las colonias callejeras para llevar un control de los gatos. La propia concejalía de Bienestar Animal anunció a bombo y platillo que iba a esterilizar a más del 90% de las gatas callejeras de Valencia… Pero luego a la hora de la verdad las alimentadoras están pagando de su bolsillo estas esterilizaciones ante la falta de servicio del Ayuntamiento.

Las cuidadoras denuncian que la falta de veterinarios municipales para esterilizar a las gatas no es la primera vez que ocurre. Ya estuvieron fuera en junio también por vacaciones, y lo más grave, interrumpieron el servicio durante cinco meses el año pasado por el confinamiento al considerarlo “no esencial” pese a que las colonias felinas seguían teniendo sus necesidades que atender, por lo que tuvieron que encargarse las cuidadoras de todo. Entonces Gloria Tello remitió una carta a las alimentadoras indicándoles permiso para salir a atender a las colonias sólo tres días a la semana, “olvidándose de si estaban enfermos, preñadas o había cachorros”.

Asimismo, las alimentadoras critican que “el pienso que nos dan desde la concejalía de Bienestar Animal es de muy baja calidad, aunque sean 20 kg y tenemos que comprar otros porque no nos llega para alimentarlos bien ni por la cantidad. Sin contar que, por el calor y porque los gatos no son muy propicios a beber, les compramos también comida húmeda”.