| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La ministra de Sanidad, Mónica García.
La ministra de Sanidad, Mónica García.

Mónica García se repliega tras el capote de Sumar por el gasto militar

A Sumar se le acaba el tiempo para fijar una postura única en cuestiones clave para las elecciones europeas con dos líderes confrontados por la inversión en defensa.

| Sonia García Edición Valencia

Las distintas almas que componen el grupo plurinacional de Sumar le dificultan fijar su postura acerca de cuestiones clave para las elecciones europeas como es la política de defensa, más aún en un contexto marcado por los conflictos bélicos internacionales. Mientras Íñigo Errejón intenta desmarcarse del PSOE rechazando el aumento del gasto militar y la partida de 1.130 millones de euros aprobada por el Gobierno, la ministra de Sanidad, Mónica García, agravó la brecha interna defendiendo que es "muy bajo" en comparación con otros países. 

Sin embargo, Mónica García se ha replegado tras recibir un capote de su partido. La postura de la 'medico madre' a favor de la inversión en defensa no han sentado bien ni a sus exsocios de Podemos, con Irene Montero tachándola de "militarista", ni a su propio partido por lo que Errejón, además de exigir al Gobierno llevar a debate en el Congreso el asunto, salió a corregirla con declaraciones posteriores criticando que es "insensato" y recordando que Sumar se opuso al aumento del gasto militar en el Consejo de Ministros, una confesión que sería ilegal dado que las deliberaciones del Consejo son secretas.

Preguntada por ESdiario tras su visita al Hospital Clínico de Valencia, la ministra ha dado un paso atrás y ahora sostiene que "no es la prioridad del Gobierno". "No somos un país que tenga una prioridad en defensa. Tenemos que priorizar lo que venimos priorizando, el escudo social, la sanidad pública y los servicios sociales". Eso sí, mantiene que el gasto "es bajo" midiéndolo con otros países. La crítica de Errejón al incremento de gasto que se toma a pecho con una ofensiva en el Congreso, en cambio, para su compañera de partido de Más Madrid, Mónica García, es tan solo "una observación". 

Sin postura única a la coalición de Yolanda Díaz se le acaba el tiempo para, en plenas elecciones vascas y con los comicios europeos a la vuelta de la esquina, aclarar sus brechas internas y decidir si apuestan por la militarización o si se distancian del PSOE para competir con la visión pacifista de Podemos o Izuierda Unida, unos socios de coalición que de hecho amenazan con abandonar el grupo, indignados por haber quedado relegados en las listas europeas. Algo que no parece preocuparle mucho a Sumar teniendo en cuenta que no hay ruego ni intención de mejorar el pacto. En palabras de Mónica García, se "respeta su decisión", pero consideran que "es el momento de pensar en un Gobierno progresista con políticas sociales".