| 26 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Ximo Puig
Ximo Puig

El Gobierno de Sánchez boicotea a Puig y le pone en un brete con el Tajo-Segura

El ministerio de Teresa Ribera elimina en su borrador lo acordado en el trasvase y además aumenta el precio del agua desalada. Puig pide una “rectificación” y presentará alegaciones

| E. M. Edición Valencia

El Gobierno de Pedro Sánchez, en concreto el ministerio Transición Ecológica que dirige la vicepresidenta tercera, Teresa Ribera, ha lanzado un torpedo que boicotea la estrategia del presidente de la Generalitat, Ximo Puig, a seis meses de las elecciones municipales y autonómicas en un tema muy sensible en la provincia de Alicante, el trasvase Tajo-Segura y el agua.

En concreto, el borrador del nuevo decreto ley remitido por el ministerio elimina toda referencia a la disposición adicional novena pactada con Ximo Puig, y bien vista por los regantes, que incluía la necesidad de revisar el estado del río en 2025 antes de ejecutar las subidas del caudal ecológico, una forma de garantizar el trasvase Tajo-Segura.

Ahora esta referencia desaparece, lo que supone “una masacre del trasvase Tajo-Segura” en palabras de los regantes, y deja en muy mal lugar a Ximo Puig como a los socialistas de Murcia frente al presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García Page, que se lleva el gato al agua.

Por si fuera poco, el Gobierno anula el decreto de sequía y sube el agua desalada a 1,3 euros el metro cúbico. La medida, unilateral e inesperada de Acuamed, triplica el precio que había estado subvencionado durante todo 2022. El aumento de la tarifa supone un incremento de más del 800% mensual sobre el coste del caudal del Tajo. Un doble golpe del Gobierno de Sánchez a Ximo Puig en el tema del agua que puede hacer perder al PSOE votos en Alicante.

Puig pide uma "rectificación"

Frente a esto, Ximo Puig pide una “rectificación” y anuncia que presentará alegaciones. El presidente de la Generalitat ha enviado un escrito a la presidenta del Consejo de Estado, Magdalena Valerio, solicitándole que conceda audiencia a la Comunitat Valenciana para conocer de primera mano la redacción final del plan que afecta al Tajo-segura, y poder así presentar las alegaciones que se consideren necesarias.

Sobre el precio del agua desalada, Puig ha expresado su "rechazo frontal a esta decisión", al tiempo que hizo un llamamiento al Gobierno "para que reconduzca la situación y reconsidere su postura, porque estamos hablando de un territorio donde la agricultura juega un papel muy importante y, en consecuencia, es especialmente sensible al precio del agua".

El presidente del Partido Popular de la Comunitat Valenciana, Carlos Mazón, por su parte, ha preguntado “para qué sirve Ximo Puig a los ciudadanos de la Comunitat”, en referencia a los recortes del trasvase Tajo-Segura, y ha afirmado que “lo que está claro es que sí sirve a su hermano, al que da sospechosas subvenciones, y a sus amigos y socios de la presunta financiación irregular del PSPV”.