| 18 de Enero de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Muso Reina Sofia, el IVAM, el Museo Thyssen Bornemisza y el Ministerio de Cultura tributó  un homenaje a Tomás Llorens que falleció en junio.
El Muso Reina Sofia, el IVAM, el Museo Thyssen Bornemisza y el Ministerio de Cultura tributó un homenaje a Tomás Llorens que falleció en junio.

Caso IVAM: Todolí decepciona y se evoca la memoria de Tomás Llorens

El que fue director del IVAM y del Reina Sofía, Tomás Llorens, fallecido en junio, dejó claro en su declaración en instrucción que el Gran Relieve de Gerardo Rueda del IVAM es "auténtica".

| Fernando García Bonet Edición Valencia

Días atrás, la magistrada Concepción Ceres recordó la “flexibilidad” que estaba permitiendo el Tribunal que juzga la existencia o no de los ilícitos penales por adquisición de obra póstuma de Gerardo Rueda por el Instituto Valenciano de Arte Moderno, en los que basan sus acusaciones el ministerio fiscal a través de Virginia Abad, la Abogacía de la Generalitat mediante Miguel Ángel Cervera y Acción Cívica como acusación particular.

 

La jornada de ayer fue un ejemplo de ello. En primer lugar compareció Vicente Todolí, indiscutible gurú del arte contemporáneo en la Comunidad Valenciana, que fue director artístico del IVAM con Carmen Alborch -como lo ha sido Raquel Gutiérrez con Consuelo Císcar, acusada en esta causa hasta culminar su brillante trayectoria en la gestión museística con la dirección de la prestigiosa Tate Modern Gallery londinense. Próximo a los centros de decisión tanto públicos como privados en esta materia, y respetado por todos, mantiene especial cercanía con planteamientos y personas con responsabilidad de gobierno. En el mentidero artístico es sabida su importancia en la constitución de la comisión de expertos que procedió al relevo de García Cortés por Nuria Enguita, actual directora del IVAM. Retirado de la responsabilidad directiva, y en cierto modo también del mundanal ruido, asesora importantes colecciones familiares o empresariales.

Pero decepcionó. El letrado Juan Molpeceres, que defiende los intereses de la ex directora, comenzó con elegancia su interrogatorio al testigo -que no perito-, haciéndole saber que consideró improcedente su testifical cuando se manifestó en cuestiones previas, para recordarle -sin dudar de su relevante condición de experto- que no estaba ya en el IVAM en aquella fecha, que no había emitido Informe alguno al respecto (más tarde reconocería no ser tampoco un experto en Rueda) y que, en consecuencia, poco o nada podía aportar. Le había precedido la letrada de Acción Cívica, como parte proponente y, brevemente, la Abogacía. Como en “La Ronda de los Peritos”, el tono de seguridad y la contundencia de las respuestas a las primeras, se moduló o giró en ocasiones, con el turno de las defensas.

Molpeceres, como ya hiciera con los peritos judiciales e interventores, mediante una batería ordenada de preguntas fue desmontando lo que previamente parecía inequívoco, reduciéndolo a respetable opinión personal, carente de relevancia legal alguna. El testigo, al tener que atender las precisiones y ejemplos expuestos por el abogado defensor, cambió de criterio con respecto a lo antes dicho a las acusaciones. Se cumplió lo previsto: testigo de nada, de nada firmante y no ser especialista. ¿Qué hace usted aquí? Es lo que vino a decir como síntesis de un incisivo interrogatorio el letrado de José Luis Rueda, Santiago Milans del Bosch. Como en el soneto cervantino, Todolí fuese y no hubo nada.

La segunda muestra de flexibilidad, habida cuenta del fallecimiento sobrevenido de Tomás Llorens poco antes del verano, ha sido sustituir la comparecencia personal -obviamente imposible- por el visionado de la grabación de la prestada en la instrucción. Una suerte de declaración póstuma, dicho sea con el mayor respeto. Porque en opinión de las defensas, no es lo mismo verla ahora, en el contexto de todo lo que ya ha sido dicho y oído, que entonces. Y muy distinto el método del propio interrogatorio ya que en la instrucción la magistrada jugó especial protagonismo y, a su juicio, cierta hostilidad hacia el testigo. 

En ella hemos visto cómo, hasta tres veces consecutivas, contesta a preguntas de la abogacía de la Generalitat, con la palabra auténtica, sin otros matices para referirse al Gran Relieve adquirido por el IVAM. Y le hemos oído ratificarse en el contenido de un email que dirigió a la defensa de Císcar tras conocer el primer Informe de las peritos. ESdiario ha tenido acceso al documento que obra en el tomo VI de la causa. En él se razona de forma didáctica sobre la autenticidad de la Obra adquirida,
para terminar sorprendiéndose del criterio pericial de Rosario Peiró, precisamente por su condición de conservadora del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía. Museo del que Tomás Llorens fue director tras dejar el IVAM.