| 25 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen archivo de las calles de Cheste durante el fin de semana del Gran Premio.
Imagen archivo de las calles de Cheste durante el fin de semana del Gran Premio.

Cheste vuelve a oler a gasolina y será decisivo para el campeonato

Miles de aficionados a las motos se darán cita este fin de semana para ver la última carrera del Campeonato del Mundo de Motociclismo.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

Como ya es tradición, el Circuito Ricardo Tormo albergará este fin de semana la última carrera del mundial de motociclismo. Desde 1999 y hasta la actualidad, esta cita ha supuesto una festividad más en el municipio de Cheste que ya prepara sus calles para recibir a los aficionados a las motos venidos desde todas las partes de España y del mundo. El Gran Premio de la Comunitat Valenciana pondrá punto y final al Mundial de Motociclismo con un aliciente, el campeón de la categoría reina y Moto 2 se decidirá en el trazado valenciano.

Dos años después, y una pandemia de por medio, vuelve la normalidad al municipio de Cheste con la finalidad de que este fin de semana de motociclismo sea igual o mejor que los de antaño. Para ello, y Desde el jueves pasado, la localidad valenciana inició los preparativos de un fin de semana de lo más lucrativo para el pueblo. Sin embargo, es tal la cantidad de gente que estos días se desplaza a Cheste que muchos vecinos optan por ir a pasar el fin de semana fuera de sus casas. Algo completamente lógico, ya que los ruidos de los motores 'a tope' de revoluciones y la música hacen que el ambiente en este municipio situado en la provincia de Valencia sea totalmente ensordecedor las 24 h del día.

El impacto económico que genera este gran premio en la localidad chestana es tal que en el año 2014, un estudio económico realizado por Millward Brown desveló que la provincia recibía alrededor de 40 millones de euros a costa de la celebración de este gran premio. Todo aquel que se desplace estos días a Cheste podrá encontrar infinidad de actos, verbenas y motos resonando por cada una de las calles del municipio.

Mundiales en juego

El año pasado se llegó con todo el ‘pescado vendido’ a esta última carrera. Sin embargo, había un aliciente muy especial, y es que, Valentino Rossi, mito del motociclismo, iba a correr su última carrera en el circuito valenciano. Sin embargo, este año, tras 19 carreras, todavía quedan un par de campeonatos por decidir. En Moto2, Augusto Fernández, con 9 puntos de ventaja, deberá defender su liderato ante el japonés Ai Ogura. El piloto español se proclamaría campeón únicamente con quedar entre los tres primeros. En MotoGP el italiano, Pecco Bagnaia, y el francés, Fabio Quartararo, se jugarán el título de la categoría reina en una carrera que desde la organización han utilizado para vender este Gran Premio bajo el hashtag #TheDecider. A pesar de la intriga que supone no tener cien por cien asegurado el campeonato, Bagnaia parte con una gran ventaja de 23 puntos, algo que parece milagroso remontar por parte de Quarteraro. La única oportunidad del francés pasa porque el italiano sea 15 o peor y este gane la carrera.