| 22 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Concentración de los 10 años de Canal 9
Concentración de los 10 años de Canal 9

La izquierda fracasa en resucitar el fantasma del cierre de Canal 9 tras 10 años

Se cumple el décimo aniversario del cierre de RTVV sin pena ni gloria: sindicatos, Compromís y PSOE convocan concentraciones, pero sólo van 30 personas… y una estelada

| Enrique Martínez Edición Valencia

Hace justo diez años la Generalitat Valenciana vivía uno de sus momentos más críticos desde la Transición: el cierre de la extinta Canal 9, la radio televisión pública valenciana, tras un ERE nulo que obligaba a readmitir a todos los trabajadores pese a las maltrechas arcas públicas. El episodio, retransmitido en directo, fue entre dramático y surrealista, provocó una herida letal al todopoderoso gobierno del PPCV y dio munición a la izquierda.

En diez años han pasado muchas cosas, un cambio radical de gobierno a un tripartito de izquierdas, la reapertura de RTVV con el nombre de À Punt, y la vuelta de nuevo a un gobierno del PP. Sin embargo, Canal 9 ha quedado para los vídeos nostálgicos y la hemeroteca y hoy casi nadie se acuerda de su polémico cierre pese a la revolución que en su día supuso.

La izquierda, ahora encarnada en PSOE y Compromís tras el hundimiento del sector podemita, ha intentado resucitar el fantasma del cierre de Canal 9 para hacer oposición al gobierno del PP de Carlos Mazón, pero ha sido un rotundo fracaso. Se han convocado varias concentraciones a través de los sindicatos -una en la puerta del Palau de la Generalitat y otra en la de RTVV- pero ambas sólo han reunido 30 personas… y una estelada de uno que pasaba por ahí, literalmente.

Dirigentes del PSPV-PSOE y Compromís han intentado levantar el miedo recordando lo que pasó hace diez y años alertando de un supuesto recorte del PP en À Punt, de un supuesto intento de control, e incluso indicando que el nuevo equipo del PP con Vox podría proceder al cierre. Pero nada de eso ni ha calado en la sociedad, que lo ve con total indiferencia, ni siquiera se ha mostrado real.

À Punt por ahora sigue igual, incluso con una línea en algunos aspectos como los informativos más próxima al extinto Botànic, y el PP sólo ha cambiado la elección de su consejo en Les Corts por mayoría absoluta, ya está. No hay ningún peligro a la vista de cierre… y en tiempos de plataformas como Netflix o HBO, ahora ni siquiera genera alarma entre la población esa posibilidad. Diez años después, el fantasma no asusta a nadie.