| 06 de Febrero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Miguel Barrachina exhibe la camiseta de Ximo Puig bajo sospecha de la UCO
Miguel Barrachina exhibe la camiseta de Ximo Puig bajo sospecha de la UCO

Las camisetas 'black' de Puig llegan a las Cortes en medio de la bronca por Azud

El PP exhibe la camiseta de la precampaña del presidente que presuntamente pagó una empresa de la trama según la UCO y pregunta si “es el jefe” como sale en los papeles

| E. M. Edición Valencia

El caso Azud ha sido el protagonista -con permiso del recorte del Tajo-Segura- de la sesión de control al gobierno de la Generalitat tras el parón de las vacaciones navideñas. En esta recta final antes de las elecciones autonómicas y municipales de mayo, la oposición en general y el PP en particular no han desaprovechado la ocasión de sacar el espinoso tema al presidente Ximo Puig que apunta a una presunta financiación ilegal de los socialistas valencianos en las elecciones de 2007 y 2008.

El PP además ha llevado hasta el hemiciclo la camiseta de la precampaña de Ximo Puig a dirigir el PSPV-PSOE en 2008 que según la UCO de la Guardia Civil pagó la empresa Cronosport, vinculada a la presunta financiación ilegal del PSPV. En concreto fueron 2.400 camisetas por un valor de 25.585 euros.

 

El diputado Miguel Barrachina ha exhibido la camiseta para reprochar a Ximo Puig la llamada “hipoteca reputacional” mostrando “la camiseta con la que le financiaron las desaladoras” y preguntando si “conserva usted las facturas o es parte de la trama”.

Previamente, la portavoz del PP, María José Catalá, había preguntado a Ximo Puig que aclare “si es el jefe o no” al que se refieren las anotaciones del ex jefe de finanzas del PSPV, Pepe Cataluña, imputado en el caso Azud, sin obtener respuesta del presidente. 

Para Catalá, “Puig está noqueado por el caso Azud. Debe dar explicaciones y asumir responsabilidades políticas. El goteo de información ya merece, como mínimo alguna respuesta, especialmente en sede parlamentaria”.

El presidente no ha entrado al trapo del caso Azud, un tema que molesta en la bancada socialista, pero tras exhibir el PP la famosa camiseta ha sido la consellera de Política Territorial, Rebeca Torró, la que se ha encargado de contestar sacando uno de los clásicos, la trama Gurtel.

También desde Compromís se ha salido al rescate del presidente, y la síndica Papi Robles ha aprovechado su turno de pregunta para sacar la reciente condena al ex gerente de Imelsa, Marcos Benavent -el apodado yonki del dinero- o acusar al PPCV de que "no tardará ni un solo segundo a darle una vicepresidencia a un maltratador si tiene la oportunidad". Del tema de la trama Azud, ni una palabra ha mencionado Compromís, donde parece que los casos de corrupción tienen importancia o no según a quienes afectan y si son socios.