| 01 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Fernando Roig, dueño de Pamesa
Fernando Roig, dueño de Pamesa

Fernando Roig pide a Ribó ejecutar la ampliación norte del Puerto de Valencia

El dueño de Pamesa cerámica también propone destinar parte de los fondos europeos a culminar las obras de la terminal norte

| Jonathan Martínez Edición Valencia

El dueño de Pamesa Cerámica, Fernando Roig, lanza un órdago a Joan Ribó para que proceda a ampliar el acceso norte al Puerto de Valencia tras varios años de “hablar y hablar sin que nadie haya sido capaz de solventar esta problemática''. La mayoría de los containers destinados al clúster cerámico ubicado en Castellón entran a través del Puerto de València, y la ampliación del acceso norte permitiría ahorrar en el transporte terrestre de las mercancías. Por ello, Roig propone además que una parte de los fondos europeos puedan destinarse a culminar las obras de la terminal portuaria.

De este modo, se evitaría que cada camión tuviera que recorrer 70 km extra para dar la vuelta por el ‘bypass’, con el ahorro económico y la reducción de la contaminación que ello supone. También aporta cifras. La empresa azulejera recibe un total de 2.000 containers diarios en el puerto, los cuales se desplazan hasta la factoría con camiones que deben transitar con un desvío en la ruta de 70 km cada uno de ellos. Es decir, que la ampliación del acceso norte evitaría 140.000 km diarios en el transporte de mercancías dirigido exclusivamente al Grupo Pamesa.

Este gasto se suma al elevado precio del transporte de mercancías por vía marítima. A principios del 2020, un contenedor con destino América del norte costaba 1.500 euros. Hoy vale 6.000. Otro container rumbo a África oscilaba los 700 euros hace poco más de un año, mientras que su precio actual se sitúa en los 1.500 euros. Las causas se encuentran en la reducción del número de líneas y en que prácticamente el 80 % del negocio marítimo está en manos de tres empresas que configuran un oligopolio. 

Para un sector como el azulejero, en el que las exportaciones alcanzan ya el 76% del volumen de mercado, con un aumento del 4% respecto al año 2019, estas dificultades pueden suponer una pérdida de competitividad internacional que también tendrán su efecto sobre la economía regional. La contribución del clúster sobre el PIB industrial en la Comunidad Valenciana representa el 14 % del total, con un ingreso económico del exterior en torno a los 2.700 millones de euros anuales.

Es por ello que Fernando Roig ha anunciado que se hará con el control de la logística mediante acuerdos con transitarias y navieras con el fin de que sus productos lleguen a todos los clientes en todas las partes del mundo. El grupo también tiene previstas ampliaciones importantes de producción en sus plantas, y asegurar y controlar la logística de sus productos se considera como una de las prioridades de este año. “Muchas veces no podemos suministrar a otros vendedores por la reducción en el número de líneas marítimas. Queremos garantizar la cadena de suministro con el objetivo de que nuestros productos lleguen a los clientes ahora y en el futuro”, defiende el empresario.

Sobre la posibilidad de producir en otros países fuera de España para hacer frente a la creciente demanda internacional, la estrategia a corto plazo de Roig pasa por acabar de consolidar la fábrica que tienen en Brasil, más allá de estar barajando pequeños estudios sobre la mesa. “Pretendemos ser muy competitivos en España, con materias primas españolas de buena calidad, un buen transporte marítimo y grandes almacenes”, sostiene.

Otro de los retos pendientes pasa por apostar en la incorporación de un mayor número de mujeres en la plantilla de trabajadores del grupo. Un proceso de transición paulatino que “llega por generaciones” gracias a la automatización del trabajo, lo que implica “mayor control y menor esfuerzo físico para que puedan hacerlo las mujeres”.