| 23 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El exgerente de Imelsa, marcos Benavent, a la salida del juzgado de Valencia.
El exgerente de Imelsa, marcos Benavent, a la salida del juzgado de Valencia.

El 'yonki del dinero' pide perdón por perjudicar a Rus y al PP

Marcos Benavent muestra arrepentimiento por inculpar al exvicepresidente de la Diputación y al PP tras dar un giro y negar ante el juez los 'contratos zombi' del caso Taula-Imelsa.

| Sonia García Edición Valencia

 

El exgerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent, ha insistido en que todas sus declaraciones anteriores en el caso Taula se enfocaron en "perjudicar al PP y a Alfonso Rus" por orden de su defensa. Benavent ha cambiado de versión y ha pasado de inculpar al exvicepresidente de la Diputación por ordenar supuestamente contratos falsos en 2016 a negar ahora sus propias palabras y defenderle. Por este motivo, el conocido como 'yonki del dinero' ha querido pedir "perdón" a la salida del juzgado. 

Benavent ya no es el 'yonki del dinero' o eso ha afirmado a las puertas de la Ciudad de la Justicia de Valencia. "No lo niego todo, reconozco cosas", confiesa el acusado que recientemente ha sido condenado a siete años de prisión por los delitos de blanqueo de capitales y falsedad en documento público. Benavent ha anunciado que "vamos a recurrir" la sentencia. Alegará que las pruebas procedentes del pen drive de la consellera Rosa Pérez Garijo y de su suegro con conversaciones comprometidas están manipuladas. 

Es la misma estrategia que ha empleado la defensa de Alfonso Rus en las primeras sesiones de las piezas B y F del caso Taula. El exvicepresidente se enfrenta a 12 años de cárcel y  trató sin éxito de bloquear el juicio pidiendo la nulidad por la manipulación de dichos audios. 

De este modo, la dirección que ha tomado el que ya no es el 'yonki del dinero' ha sido tratar de exculpar y liberar a Alfonso Rus. Este cambio de estrategia responde, según Benavent, a que su anterior abogado le indicaba "que había que salpicar al máximo posible de gente, al PP a Alfonso Rus y a todo su entorno" para "evitar entrar a prisión". Fue entonces, en 2016, cuando durante su testimonio ante el juez implicó directamente a Rus y a su jefe de Gabinete, Emilio Llopis, entre otros. Se sintió en situación de "indefensión", cuenta ahora, sobre todo al ver que su abogado ha presentado una querella contra él y se ha presentado en el caso Erial en su contra. Por esto afirma que "ya he pedido perdón" a todo aquel que ha perjudicado con sus declaraciones.