| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Durante dos semanas la foto de Mazón convivirá con quienes esperan el autobús en muchas marquesinas
Durante dos semanas la foto de Mazón convivirá con quienes esperan el autobús en muchas marquesinas

En qué afecta el "rifirrafe" del PP madrileño al PP valenciano

Mazón se ha lanzado ya a una intensa precampaña para ganar la Generalitat y el debate de quién optará a presidir el PP madrileño se ha ´colado´ en su agenda

| H.G. Edición Valencia

"Yo no veo demasiado rifirrafe. Que a nadie le quepa duda de que habrá un proceso democrático y libre para elegir la futura presidencia del PP de Madrid. Quien quiera presentarse se presentará y, con todo el respeto de todo el mundo, quien tenga más apoyos ganará, y si solo hay un candidato o candidata porque todo el mundo está de acuerdo, pues lo apoyaremos también".

La parrafada tiene como autor a Carlos Mazón, presidente del PP de la Comunidad Valenciana, como respuesta a una pregunta directa al respecto, con el término "rifirrafe", el mismo día en que se reunía con el presidente del sector del comercio para analizar la crisis que está sufriendo y con el objetivo de esbozar las propuestas al respecto de su formación.

También esa contestación, al ser interrogado, la hace en la misma jornada en la que su formación lanza un campaña publicitaria que suena a electoral al llenar mupis, marquesinas de autobús y mobiliario urbano de carteles con foto del propio Mazón, mostrando su habitual sonrisa, su camisa de un pulcro blanco y el pulgar levantado, acompañada del lema ´El presidente de todos´. ¿Precipitado meterse de lleno en una campaña para unas elecciones que no se sabe cuándo las convocará el president Ximo Puig? Si aguanta el ritmo, posiblemente no. Necesita asentar su imagen de alternativa clara (como su camisa).

En cualquier caso, el lanzamiento de la campaña y la reunión con el sector del comercio han quedado solapados por la agenda pública y, en concreto, por aquello que los errores de su propia formación a nivel nacional, y el interés de sus rivales en azuzarlos, están convirtiendo en tema de la semana. No afecta en nada a la Comunidad Valenciana; sin embargo, a Mazón le han preguntado por cómo ve la posibilidad de que haya varias candidaturas a la presidencia del PP en la Comunidad de Madrid. 

Interrogante incómodo no porque no sepa qué contestar, sino porque desluce lo que venía a proponer, porque opaca la propia agenda del PPCV y porque sabe que su respuesta posiblemente tenga más trascendencia en las informaciones de los medios que la reunión con el sector del comercio.

De momento, ha eclipsado en cierto modo el doble impacto de propuestas de Mazón este martes y corre peligro -para el presidente de los populares valencianos- de que lo siga haciendo en las próximas semanas, conforme se acerque la convención del PP de principios de octubre que, en cierto modo, está concebida como un empujón más al presidente de la Diputación de Alicante, como un espaldarazo público de todo el partido en su competición por alcanzar la presidencia de la Generalitat.

Por lo tanto, cuánto más se alargue el debate en Madrid sobre esta cuestión peor le viene al PP del resto de España; y en particular al de la Comunidad Valenciana, que tiene que forjar un liderazgo público y vencer a un tripartito del Botànic que resiste, a tenor de las encuestas, la erosión que conlleva gobierno. Sobre todo el PSPV-PSOE que lidera Ximo Puig.