| 17 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Lull, médico del departamento de salud de Gandia
José Lull, médico del departamento de salud de Gandia

La sanidad valenciana: ¿buffet libre o menú a la carta?

De nada sirve tener todas las posibilidades al alcance si no hay suficiente número de profesionales que administren la actual cartera de servicios que oferta la Conselleria de Sanitat

| José Lull * Edición Valencia

En la Comunidad Valenciana disfrutamos de una sanidad universal y pública con financiación de la Administración y con aportación parcial del coste de la medicación extrahospitalaria por los usuarios activos del sistema. Una de las mejor valoradas por su calidad y cobertura tanto dentro como fuera de España. 

Esta sanidad, de la que podemos estar orgullosos, está centrada en el usuario que dispone derecho de elección de centro sanitario y de médico responsable para aquellas patologías que pueda padecer o para los programas de prevención que oferta la Conselleria de Sanitat Universal y Salut Pública.

Del mismo modo tiene derecho a que se le expliquen los problemas de salud que sufre y los posibles tratamientos disponibles para que con plena libertad y conocimiento pueda decidir lo que considere mejor para sí mismo, personas dependientes o menores a su cargo. Además con la creación del los Puntos de Atención Continuada consigue una atención de sus necesidades las 24 horas del día.

Esta capacidad de decisión y la cartera de servicios a la que tenemos acceso fomenta la implicación en el proceso de la prevención y adherencia al tratamiento de patologías tan importantes como la Diabetes, Enfermedad Pulmonar Crónica (EPOC) o Insuficiencia cardíaca entre otros y en los  programas de prevención tales como la Obesidad y la Arterioesclerosis causante de la Enfermedad Cardiovascular.
Esta situación corre el riesgo de ser entendida como un Buffet libre donde cada uno decide qué necesita, cuándo lo quiere y durante cuanto tiempo va a continuar con un tratamiento, dejando fuera de la ecuación al profesional sanitario que es el encargado de materializar esa oferta sanitaria y concretarla en forma de tratamiento o consejo de prevención, ya que en esta era tecnológica disponemos de toda la información disponible sólo con apretar un botón, sin olvidar los clásicos consejos de vecinos, conocidos y allegados que conocen el remedio perfecto para nuestras posibles dolencias.

De esta forma no es infrecuente que el usuario acuda a la consulta médica con una preinformación a veces inadecuada y por tanto, solicitando pruebas, tratamientos, o consultas a otros especialistas para su problema sin conocer realmente lo que necesita sólo por el hecho de que tiene acceso a las mismas.
De otro modo la consulta sanitaria podría concebirse, más bien, como un lugar al que acudimos con un problema, donde nos atiende un profesional bien formado, que conoce nuestro cuerpo y sus dolencias, que tiene a su disposición todo un abanico de posibilidades de atención sanitaria y es capaz de adecuarla de forma personalizada a la singularidad del paciente y adaptarla a sus gustos y necesidades o solicitando la asistencia de otros trabajadores del sistema sanitario para configurar ese Menú a la Carta y conseguir el mayor grado de salud posible.
Pero de nada serviría tener todas las posibilidades al alcance si no hay suficiente número de profesionales que administren la actual cartera de servicios que oferta la Consellería de Sanitat Universal i Salut Pública, al igual que un restaurante no puede atender de forma personalizada y con el esmero requerido a sus clientes con una plantilla escasa que debe multiplicar sus esfuerzos diariamente para conseguir unos mínimos que no satisfacen ni a usuarios ni a trabajadores y pueden crear malestar en la atención.

De esta forma es responsabilidad de la Administración el proveer de personal necesario a los servicios sanitarios mediante la suficiente financiación para que esta Sanidad que disfrutamos cumpla con sus objetivos y vele por la Salud de los usuarios y también de sus trabajadores.

*Médico del departamento de salud de Gandia. Delegado del sindicato CSIF.