| 23 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El alcalde de València, Joan Ribó, en su reunión con el arzobispo de Valencia, Enrique Benavent, para tratar el uso del valenciano en la Iglesia.
El alcalde de València, Joan Ribó, en su reunión con el arzobispo de Valencia, Enrique Benavent, para tratar el uso del valenciano en la Iglesia.

Joan Ribó busca el amparo de la Virgen a dos semanas de elecciones

El alcalde Joan Ribó asistirá a las últimas citas del Centenario a dos semanas de las elecciones después de haber faltado al resto de actos festivos religiosos durante la legislatura.

| Sonia García Edición Valencia

El 'laico' del alcalde de Valencia, Joan Ribó, que siempre se ha mantenido al margen de las celebraciones católicas sí asistirá al acto del Centenario de la Coronación de la Virgen de los Desamparados que tendrá lugar el próximo domingo, a dos semanas de las elecciones. Será una escena insólita. El candidato de Compromís alejándose de su mantra "el Estado es laico" a dejarse ver en una cita religiosa. La semana que asistió a una cena musulmana, plantó a la Virgen en la procesión de abril, pero ahora manifiesta que "no tiene ningún problema" en acudir al Centenario. ¿Rezará Ribó a la Virgen de los Desamparados por primera vez?

Preguntado el alcalde por si asistirá a los próximos actos programados por el Centenario de la Coronación en la semana grande de la celebración, ha asegurado que está "encantado" de asistir porque es una conmemoración que, ha recalcado, "no pasa todos los años".

En todo caso, ha pedido tener "muy claro" que el Ayuntamiento es "de todos" y, por tanto, "vale para todas las religiones", pero ha advertido de que el consistorio "no pertenece a ninguna religión". "Por desgracia, en el franquismo había una identificación entre la Iglesia y el Estado que estamos rompiendo desde el respeto a todas formas religiosas que conviven en la actualidad", ha expuesto.

Y es que desde que Ribó accedió a la vara de mando y empezó a ausentarse de actos como las procesiones o el día de la Mare de Déu dels Desamparats, actos a los que el alcalde no ha acudido en ocho años haciendo gala de su laicismo. Incluso en Navidad felicita con un “felices fiestas” sin motivos religiosos alguno o eliminó el Te Deum de la procesión del 9 d'Octubre para no entrar en la Catedral. Tampoco asistió a ninguno de los actos de San Vicente Ferrer.

En cambio, ahora ha defendido que el Ayuntamiento de Valencia "respeta profundamente todas las manifestaciones religiosas", y la católica como "la más importante", y ha manifestado que estará "encantado" de participar en los actos programados. Ha insistido en que, como alcalde, no tiene "ningún problema" en asistir a actos religiosos, pero siempre "teniendo claro que la Alcaldía no es ni A ni B ni C", sino que defiende "la libertad religiosa o a aquellos que no tienen religión".