| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Imagen del cartel donde Mercadona anuncia a limitación de venta de bolsas de hielo.
Imagen del cartel donde Mercadona anuncia a limitación de venta de bolsas de hielo.

Papel higiénico, aceite de girasol y ahora… ¡Hielo!

Los supermercados valencianos han limitado la compra de este producto con el objetivo de evitar el desabastecimiento provocado por la nueva ola de calor veraniega.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

Que el calor que estamos viviendo este verano en la Comunitat Valenciana no es normal, ya nos habíamos dado cuenta. Las temperaturas, lejos de aflojar, parece que, cada semana que pasa, van en aumento. Todas estas circunstancias están provocando una sequía en la Comunitat que nunca pensaríamos que iba a llegar a limitar la venta de hielo. Si, porque parece una broma, pero no lo es. Como ya ocurriera en marzo con el aceite de girasol o en la pandemia con el papel higiénico, los supermercados valencianos únicamente dejan adquirir un número ‘x’ de bolsas de hielo por cliente.

Vídeo de Agencia Atlas - GRUPO MEDIASET

En el caso de Consum, la cooperativa valenciana únicamente deja adquirir, por cliente, dos bolsas de hielo. Mercadona, en su defecto, aumenta esta cifra a cinco bolsas por cliente o un saco — compuesto por cinco bolsas —. Ambas cadenas de supermercado argumenta en sus carteles informativos para los clientes que esto es una medida preventiva para evitar el ‘desabastecimiento’ debido a los problemas que están teniendo los productores de hielo por las altas temperaturas derivadas de la ola de calor.

Los productores de hielo, los más afectados por esta circunstancia, explican, según publicaba hoy Levante EMV, que el precio del plástico para su embalaje, el alza del combustible, utilizado para su transporte, y el de la luz, han provocado la falta de existencias. Durante todo el año no se ha visto afectado, pero con las altas temperaturas que está dejando el verano han agudizado la demanda.