| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Exclusiva

El director de Antifraude contra la policía, jueces y el "fascismo nazi" del PP

Activista de la CUP y Podemos es un antisitema que le ha llevado a escribir que el fascismo se esconde detrás del PP. Su cargo pende de un hilo

| ESdiario Edición Valencia

 ¿Puede ser director de la Agencia Antifaude una persona que ha mantenido públicamente que la policía española está al servicio de la mafia o que declara abiertamente que el sistema judicial español carece de independencia? Para el gobierno de Ximo Puig y Mónica Oltra sí puede y, además el autor de dichas sentencias, es el idóneo para dirigir el citado organismo durante siete años (prácticamente dos legislaturas) por lo que recibirá una una retribución superior al medio millón de euros en ese periodo. 

La investigación periodista de EsDiarioCV permite conocer su perfil. Simpatizante de la CUP y de Podemos desde que ingresó en Organización de Izquierda Comunista, es un activista entregado al independentismo catalán, la unidad de la lengua y el anticapitalismo. Su perfil belicoso le ha llevado a escribir que el fascismo se esconde detrás del Partido Popular . Hoy su puesto como Director de la Agencia Antifraude esta siendo cuestionado.  

Joan Llinares, que está a un año y dos meses de su edad de jubilación, fue "fichado" a instancias de Podemos y Compromís para dirigir una institución que nace para prevenir e investigar los "posibles casos de usos o destino irregular de fondos públicos y de conductas opuestas a la integridad o contrarias a los principios de objetividad, eficacia y sumisión plena a la ley y al derecho".

El antiguo colaborador de la alcaldesa de Barcelona Ada Colau está muy lejos de contar con un perfil independiente o plano. Sólo hay que ver sus artículos de opinión en diferentes publicaciones varias de ellas independentistas, o sus comentarios contundentes en redes sociales que, cuanto menos, llaman la atención al estar realizados por una persona que viene ocupado cargos de relevancia en la Administración como el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM), el Palau de la Música de Barcelona o el Ayuntamiento que gobierna Barcelona en Comú.

"La policía al servei de la mafia" esa fue la sentencia que Llinares lanzó en su cuenta particular de Facebook, hace poco más de un año, tras compartir un enlace de una información relacionada con la actuación de la policía judicial al personarse en la sede de un medio de comunicación para solicitar las grabaciones de la polémica que afectaron al ex ministro de Interior, Jorge Fernández Díaz, con el anterior director de la agencia antifraude de Cataluña, Daniel de Alfonso.

La opinión de Llinares, abogado y gestor cultural, respecto al ordenamiento jurídico que rige en el reino de España tampoco ha sido condescendiente. Llinares publicó, otra captura en octubre pasado en su cuenta de facebook, el siguiente titular de un diario catalán: El Consejo de Europa critica con dureza la falta de independencia judicial de España. A renglón seguido, el actual director de la Agencia Antifraude de la Generalitat Valenciana incluyó el siguiente comentario: "Sempre hem d'esperar a Europa per a que es reconeguen les evidències".

La Agencia antifraude, creada por exigencia de Antonio Montiel (Podemos) en la revisión del Pacto del Botánico de enero, está obligada a mantener una impecable colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad y con la justicia. En la ley de creación del organismo queda constancia de que la Agencia debe aportar "toda" la información de que disponga, además de "propocionar el apoyo necesario" con la autoridad judicial y el ministerio fiscal cuando sea requerida.

Pero ¿quién es J. Antoni Llinares más allá de su curriculum laboral? Él mismo traza su perfil en RRSS

 

Muchas son las conclusiones que se pueden extraer de un minucioso repaso a sus entrevistas, a los comentarios que hace en RRSS y a su  biografía. Sin entrar a valorar su amplia experiencia como abogado, siempre al servicio de la administración,  este alzireño de 64 años muestra bien a las claras quien es y cuáles son sus filias y fobias.

Como cualquier ciudadano, a Joan Antoni Llinares se le respeta que piense como bien le venga. El conflicto surge cuando el desempeño de sus cargos institucionales le exigen o le aconsejan de una puesta en escena mucho más comedida y neutra. Y si algo tiene LLinares, es que no es comedido en absoluto con sus manifestaciones públicas. Es más, presume de no serlo. Se vanagloria de ser como es. 

A pesar de su apariencia y voz frágil que invita a pensar que es una persona que se mueve entre el equilibrio, la templanza o la calma, LLinares es un activista , un “removedor” de conciencias próximo  a la CUP, Podemos y a los movimientos antisistema.

Un republicano convencido que se sitúa en la izquierda radical desde sus inicios como militante destacado del  partido  marxista-lenilista, en la década de los años 70, la Organización de Izquierda Comunista donde(OIC) donde fue considerado el número dos en la comarca de la Ribera. En ese formación militaron destacados miembros de la política actual como Francesc Signes, ex alcalde de l'Alcúdia, y actual subsecretario de la consellería de Vivienda, Obras Públicas y Ordenación del Territorio del gobierno de Ximo Puig. Signes hizo su evolución política hacia el PSPV. Llinares se mantiene más próximo a Podemos o la CUP.

Con las formaciones de extrema izquierda Llinares parece sentirse muy cómodo. De hecho, todos sus comentarios en redes se mueven siempre entre el Barcelona en Comù de su amiga personal Ada Colau, a la que aplaude en todo cuanto hace, y el sector más extremo del independentismo catalán, capitaneado por la CUP.

Las críticas que se dan en redes contra el PP, sus dirigentes, el capitalismo, la economía de libre mercado o la política de centro derecha, es siempre compartida por él. Ya sea con mofas, comentarios irónicos, reflexiones personales u otras que podrían, según juristas consultados, rayar la difamación. Y sorprende que siendo abogado lo desprecie. 

 

 

 

De un somero repaso a sus manifestaciones hechas en RRSS comprobamos que estamos ante un defensor de la unidad de la lengua, que adora Catalunya y quiere su independencia, que defiende la existencia de los llamados  Països Catalans y que se relaja escuchando a Raimon o “el cant dels ocells”.

 Llinares es  un destacado miembro d’Uniò Ecologista  Agró y fundador de la editorial Bromera. Entre su literatura favorita es fácil verlo citar a escritores marxistas y comunistas y siente especial inclinación por la Guerra Civil,de hecho apoya la creación un museo donde se haga justicia a los represaliados por "los nacionales"  y del nazismo que según dice "nunca ha dejado de ser actual". Llinares dice conocer lo que se esconde detrás de los miembros del Partido Popular. En el artículo de opinión “l’esvàstica valenciana” del diario Ara.cat lo manifiesta

 


 

Una opinión que a buen seguro levantará ampollas en la política valenciana. A la hora de criticar,  ni los pájaros cantores se salvan .

De momento, la investigación periodística realizada por EsDiario CV no ha pasado indiferente para ninguna formación política con representación parlamentaria. Así, en Podemos están encantados al ver como cobra protagonismo uno de los suyos. En  Compromis,  la facción menos radical ya le cuestiona abiertamente y en el PSOE y Ciudadanos, ambos con el perfil más institucional, están simplemente en estado de shock. Creían que con Joan Llinares llegaba el mirlo blanco con un perfil  bastante más neutral y contenido. En el Partido Popular ya estudian demandarlo.

El poder de la Agencia y de su presidente es casi omnímodo. El ámbio de actuación no sólo se limita a la administración de las Generalitat y al sector público instrumental. Abarca también a las Corts Valencianes, el Síndic de Greuges, la Sindicatura de Comptes, el Consell Valencià de Cultura, la Acadèmia Valenciana de la Llengua, el Comitè Econòmic i Social, el Consell Jurídic Consultiu. Su capacidad de investigación abarca asimismo los ayuntamientos y empresas municipales, las universidades, partidos políticos, sindicatos, organizaciones empresariales, contratistas de obras de la administración y empresas o personas físicas o jurídicas que sean concesionarias de servicios o perceptoras de ayudas o subvenciones públicas.

 El director de la Agencia con consideración legal de autoridad como el resto de integrantes del organismo, tiene la potestad de iniciar una investigación a la persona u organismo que considere. En teoría, tanto él como el resto de sus colaboradores están obligados a mantener la cofidencialidad de las actuaciones. Este mismo mes, un medio de comunicación destacaba que el agencia, aún sin arrancar, ha recibido dos denuncias para investigar. Al día siguiente de este información, el director de la agencia concedía una entrevista.

El nacimiento de la Agencia ha sido motivo de un gran debate en el tripartito. Desde la conselleria de Transparencia, Responsabilidad Social, Participación y Cooperación, que dirige Manuel Alcaraz, se pusieron diversos reparos tanto técnicos como políticos a la agencia. En las filas del PSPV-PSOE existen recelos de un organismo que no controla y que puede afectar a la acción de gobierno.