06 de Mayo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
La consellera de Sanidad, Ana Barceló, durante la rueda de prensa de hoy

El escándalo de las mascarillas defectuosas estalla a la consellera Barceló

Decenas de sanitarios han podido contagiarse o contagiar tras utilizar mascarillas falsas. Sanidad que fue advertida el miércoles aún no sabe cuántas se ha llegado a utilizar

| B.M Edición Valencia

La consellera de Sanidad, Ana Barceló, ha admitido este lunes en rueda de prensa que profesionales sanitarios de cinco departamentos de salud de la Comunitat Valenciana, tres de ellos de la provincia de Alicante y dos de la de Valencia, utilizaron mascarillas defectuosas enviadas por el Ministerio de Sanidad, tal como adelantó ESdiarioCV, algunos en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), y se les están realizando pruebas para determinar si han podido ser contagiados o contagiar por este motivo.

Al menos una treintena de sanitarios utilizaron las mascarillas defectuosos durante varios días por lo que pudieron contagiarse y contagiar a compañeros y pacientes.

Barceló ha reconocido ahora que esas mascarillas se usaron "en cantidades pequeñas porque se retiraron a tiempo", pero que los centros hospitalarios afectados han sido los del Hospital General de Alicante, el de Orihuela, el de Sant Joan d'Alacant, el del Clínico-La Malvarrosa y el del Doctor Peset, ambos en Valencia. La reacción del PP ha sido contundente. La noticia saltó el jueves pasado y la consellera quitó importancia en rueda de prensa sugiriendo que todo estaba controlado.

El portavoz José Juan Zaplana acusa a la consellera y al presidente de "manipular los datos, esconder la información y mentir a los profesionales".

Según la consellera, se está realizando en los cinco departamentos donde se distribuyeron esas mascarillas un estudio y seguimiento de los profesionales que pudieron utilizarlas antes de que se diera la alerta para confirmar si han podido ser contagiados, y ha precisado que los sanitarios las usaron en días distintos.

La máxima responsable del departamento de Sanidad de la Generalitat Valenciana no ha podido precisar el número de mascarillas que se repartió en cada departamento de salud y solo ha indicado que en General de Alicante fueron unas 124 y en el Clínico-Malvarrosa entre 150 o 180, y en el resto está pendiente de que le faciliten la información.

Según ha indicado, las mascarillas se han utilizado en distintos días antes del 15 de abril, cuando se dio la alarma, y a aquellos profesionales que las usaron entre el 6 y 7 de abril o entre el 9 y 10 de abril ya se les ha hecho la prueba PCR para determinar si dan positivo o negativo en COVID-19. "En algunos departamentos se han hecho y han resultado negativas, en otros se siguen realizando y en otros, se hace un seguimiento", ha dicho sin concretar más la información.

Preguntada por los servicios donde han podido ser utilizadas las mascarillas defectuosas, ha señalado que en dos departamentos se usaron en las UCI y en otros, en servicios donde había pacientes que no tenían Covid-19.

Consultada por si en el Hospital Clínico de Valencia una treintena de trabajadores de la UCI siguieron trabajando con esas mascarillas a pesar de sospechar que era un material defectuoso, la consellera ha explicado que les consta que esas personas usaron esas mascarillas entre los días 10 y 13 de abril, aunque se retiraron el 14 -cuando la alerta llegó el 15- y se pudieron usar tanto en la UCI como en otros servicios donde no se atendía a enfermos de coronavirus.

"Ahora los departamentos están terminando el proceso de ver qué profesionales las usaron, los están entrevistando y hablando con ellos, pero el número es distinto en cada departamento, algunos han usado 100, otros 80, no puedo decir cuántas se han utilizado", ha indicado Barceló, quien ha destacado que se pudieron "retirar a tiempo, y en algunos departamentos se ha retirado casi el 97 por ciento".

Ana Barceló ha indicado que saben que se piden "todas las garantías" pero en este caso "en algún momento ha habido algún problema", aunque ha remitido al Ministerio de Sanidad para que explique lo ocurrido. ""Esperamos que no vuelva a ocurrir y seguiremos extremando las medidas posibles para detectarlo", ha aseverado.

Por último, ha indicado que es pronto para dar datos sobre los resultados de las pruebas realizadas en los distintos departamentos y que mañana martes podrá darlos con más fiabilidad y rigor".

Cucarachas en una caja con material sanitario cedido a voluntarios en Alicante

Por otra parte, el Hospital General de Alicante también investiga la aparición de una cucaracha en una de las cajas con material sanitario comprado a China por la Generalitat Valenciana. En concreto, esta caja contenía 40 buzos que iban a ser reconvertidos en batas, eliminando la capucha, por parte de un grupo de costureras voluntarias. Fue el encargado de trasladar los bultos al punto de distribución quien dio la voz de alarma.

Fuentes del centro hospitalario han explicado que desde uno de estos puntos intermedios se les notificó, a finales de la semana pasada, la presencia del insecto -dos según avanza este lunes el diario El Mundo- y, por ello, se procedió a recoger todo el material cedido, dieciséis cajas con 640 unidades. Asimismo, aseguran que se han revisado y fumigado cinco palés de la misma partida -59 cajas con 2.360 buzos- almacenados en el hospital sin que se hayan encontrado cucarachas en su interior.

No obstante y, por motivos preventivos, toda esta partida, con tres mil buzos en total, se ha retirado para esterilizarla y ninguno de estos equipos de protección se ha distribuido ni ha sido utilizado todavía por parte de los sanitarios. Tampoco se tiene constancia de hechos similares en otros departamentos de salud.