| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El portavoz del PSP, José Muñoz.
El portavoz del PSP, José Muñoz.

"¿Qué tiene que ver Zaplana?": El frustrado ataque del PSPV a las leyes de Mazón

Los socialistas valencianos emplean maniobras dilatorias para retrasar las leyes de PP-Vox mientras el Gobierno prepara la ofensiva judicial para intentar tumbarlas.

| Sonia García Edición Valencia

El paquete de leyes 'estrella' del Gobierno de Carlos Mazón comienzan a tramitarse. Acaban registrarse en Les Corts la ley de libertad educativa que recupera el castellano, la que regulará À Punt, Antifraude, y la polémica ley de la Concordia que reconocerá a las víctimas de ETA y a las de la Segunda República.

Mientras el Gobierno de Pedro Sánchez emprende una ofensiva en los tribunales europeos y el Constitucional para tumbar lo que considera que es una supuesta "defensa del franquismo", los socialistas valencianos tratarán de dilatar el procedimiento legislativo para retrasar su entrada en vigor, que llegaría antes de verano. 

Al tiempo, la obsesión por contaminar el Gobierno de Mazón con el fantasma de la corrupción  pasada y la estrategia de llevar al límite la comparación entre Mazón y Zaplana que no le ha funcionado según las últimas encuestas electorales, vuelve a llevar una vez más al PSPV a espetar un ataque desatinado.  "Mazón sigue el manual del zaplanismo con el control de la televisión pública y la eliminación del control de la corrupción", ha espetado de nuevo el síndic socialista José Muñoz, quien aprovecha la celebración del juicio del expresidente por el caso ERIAL para calificar las leyes como una supuesta "cortina de humo".  

 

La ley de la Agencia Valenciana Antifraude que cambia el sistema de mayorías para evitar el bloqueo de su renovación es  la misma que la propia Agencia propuso al Botànic de Ximo Puig meses antes. En ese momento el PSPV no la rechazó, pero ahora con un color político distinto censuran una "eliminación del control de la corrupción". 

"¿Qué tiene que ver Zaplana?", ha resumido el portavoz de Vox, José María Llanos. Las cinco proposiciones no de leyes pactadas entre PP y Vox "no son el manual del zaplanismo", ha añadido defendiendo que lo que se pretende es "limpiar el sectarismo, reducir el gasto, aumentar el control y la libertad, reducir agencias innecesarias y mayor igualdad en beneficio de los ciudadanos". 

La estrategia de Muñoz será retrasar lo máximo posible la aprobación de las leyes. Acusa al Gobierno de "tener prisa" cuando el procedimiento empleado es el ordinario. Pedirá informes a los órganos competentes y no solo presentarán enmiendas a la totalidad sino también un texto alternativo. Así lograrán posponer su votación final hasta en tres ocasiones en una maniobra dilatoria que solo generará ruido y se verá abocada al fracaso con la mayoría parlamentaria del Gobierno de PP Vox. 

Sin embargo, el PP tiende la mano al PSPV. Les emplazan a "sentarse a hablar" y ha alcanzar un "acuerdo". "Nos insultan en vez de trabajar", ha lamentado el portavoz popular Miguel Barrachina, que les ha pedido dejar de "boicotear" y "enmendar" las normas.