| 07 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
José Luis Rueda durante su declaración y una muestra de obra de su padre.
José Luis Rueda durante su declaración y una muestra de obra de su padre.

Caso IVAM: “Han vulnerado mis derechos”

El heredero de Gerardo Rueda aporta al tribunal diferente documentación incluida una carta enviada en 1993 a la entonces ministra Carmen Alborch.

| Fernando García Bonet Edición Valencia

La esperada declaración de José Luis Rueda, heredero universal del artista Gerardo Rueda fallecido en 1996, apenas unos días después de inaugurar en el Instituto Valenciano de Arte Moderno (IVAM) la muestra en la que se expuso por primera vez El Gran Mural cuya adquisición ahora se enjuicia, se ha producido en dos sesiones diferidas tras el incidente sobrevenido -ya felizmente resuelto- por el que se interrumpió la del pasado jueves.

ESdiario anunció que la defensa y el propio acusado contaban con datos y documentos de interés que arrojarían luz sobre la normalidad del asunto. Y así ha sido. No han diferido mucho en contenido; en ambas declaraciones el hijo del afamado escultor se ha manifestado con firmeza en la reivindicación de sus derechos que repetidamente ha considerado lesionados, y con un tono espontáneo -apasionado en ocasiones- ha puesto sobre la mesa un caudal de cifras, conceptos, fechas, actividades, citas y documentos cuya veracidad no parece haber razón para poner en
duda. Naturalmente es ese el objetivo de su defensa y lo que mediante esta declaración pretende trasladar al Tribunal, cuya Presidenta se ha mostrado permisiva con las formas y apenas ha interrumpido el interrogatorio cuando resultaba repetitivo en exceso.

En una inusual introducción aclaratoria, solicitada respetuosamente por el acusado y a la que la Magistrada Sonia Chirinos ha accedido, rodeado de las maquetas originales y adelantándose a parte del interrogatorio de la fiscal Virginia Abad, no tardó en afirmar que se han vulnerado sus derechos, los de heredero y propietario, y se han provocado daños a su honor y a su hacienda.

No ha sido escasa la documentación manejada en la justificación de su propia argumentación. Desde Boletines Oficiales y páginas web, nombre propios de Museos, Instituciones y personas, hasta segundas copias de cartas escritas y firmadas por su padre, entre ellas las autorizaciones y sucintas instrucciones que prestan legitimidad y autenticidad a las obras póstumas objeto de esta causa, que a su juicio demuestran la normalidad de la operación. Y su amarga queja en consecuencia de estar siendo tratado de modo excepcional y opuesto.

Y tal vez esa normalidad es el factor común con las anteriores declaraciones de Consuelo Císcar y Juan Carlos Lledó y el quid de la cuestión. Una normalidad a ojos de los acusados que contrasta con las penas que los acusadores solicitan.

La carta presta especial credibilidad a un argumento anterior de José Luis Rueda

Especial interés ha suscitado la carta dirigida a Carmen Alborch felicitándola por su nombramiento de ministra, fechada el 23 de septiembre de 1993, en la que el artista le recuerda su “vinculación” con el IVAM y un “compromiso de venta de esculturas monumentales” (se reproduce la carta completa con autorización expresa de su propietario). La carta presta especial credibilidad a un argumento anterior de José Luis Rueda por el que el proceso de la adquisición que terminaría sustanciando la Sra. Císcar pasó por el despacho de todos sus antecesores en el museo. De otra
manera no se entendería que Gerardo Rueda hablara de “su deseo de cerrar el compromiso”.

No ha ahorrado esfuerzos el ministerio fiscal, pese a la permanente protesta del acusado, para entrar en espinosas cuestiones hereditarias y sus corolarios tributarios, cuando a juicio de expertos no dejan de ser contextuales y ajustadas a derecho en su procedimiento. Su propia defensa, que ejerce el letrado Santiago Milans del Bosch, ha reiterado el asunto en algunas de sus preguntas con intención aclaratoria.

 Finalmente, también a preguntas de su abogado, ha mostrado un profundo conocimiento de la obra de su padre, de su trayectoria, proyección nacional e internacional, así como de los Museos, instituciones y coleccionistas que la atesoran.

La declaración testifical de Fernando Capa, Director de la Fundición con su apellido e hijo de Eduardo Capa, fundador de la misma y amigo muy próximo de Gerardo Rueda, con la que continua la vista, contendrá previsiblemente abundante información de primera mano, pues esta Fundición es en la que Gerardo Rueda primero, y su heredero después, fundieron las obras adquiridas por el IVAM.