| 24 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El presidente de la CEV, Salvador Navarro
El presidente de la CEV, Salvador Navarro

Los empresarios consideran que la subida salarial puede destruir empleo

Salvador Navarro, presidente de la CEV, cree que lo importante en estos momentos es "mantener el trabajo" y que, para ello, la subida tiene que ir acorde a la "coyuntura actual".

| Sergi Tarazona Edición Valencia

El presidente de la Confederación Empresarial de la Comunitat Valenciana (CEV), Salvador Navarro, ha señalado, ante la subida del salario mínimo interprofesional (SMI) al 5% acordada por el Gobierno y sindicatos, que "la prioridad debe ser mantener el empleo".

En opinión del también vicepresidente de la CEOE, para garantizar el nivel de empleo actual "es necesario llevar a cabo un incremento acompasado con la coyuntura, de ralentización económica".

Salvador Navarro ha afirmado que "el escenario de incertidumbre actual generado por las dos guerras, los elevados costes energéticos, el aumento del coste de las materias primas y los tipos de interés complica mucho que los salarios suban al ritmo que se nos está imponiendo".

Del mismo modo, ha pedido tener en cuenta que la inflación "también ha penalizado a las empresas "por el lado de los costes, a lo que hay que añadir el impacto de las subidas de impuestos y cotizaciones sociales, entre otras cargas.

Al respecto, la CEV ha lamentado que a los empresarios "se nos exige mucho, pero siguen sin revisarse los precios en los procesos de contratación del sector público para repercutir el incremento del SMI en los contratos en ejecución. Algo en lo que hemos insistido mucho pero que no se ha tenido en consideración".

"El SMI ha aumentado un 54% desde 2018; hemos negociado subidas salariales en los convenios colectivos acordes con la coyuntura, es decir, subidas que no comprometan la viabilidad de las empresas, e hicimos una propuesta en firme para que subiese de nuevo el SMI en línea con lo acordado con el AENC", ha remarcado Salvador Navarro.

"No obstante, la subida es una prerrogativa del Gobierno y por tanto puede hacerlo sin contar con el apoyo de los empresarios, como finalmente ha hecho", ha concluido.