| 30 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Un momento del concierto del Estatut con exhibición de esteladas
Un momento del concierto del Estatut con exhibición de esteladas

La consellera de Unidas Podemos gastó 131.000 € en el concierto del Estatut

Entre los que más cobraron, el grupo que se burla de Ortega Lara y Ximo Puig. El concierto del Estatut fue muy criticado por excluyente, con símbolos catalanistas y grupos de Podemos

| E. M. Edición Valencia

El Concierto del Estatut, celebrado el pasado mes de julio en la Plaza de Toros y organizado por la conselleria de Transparencia que dirige Rosa Pérez Garijo de Unidas Podemos, costó de las arcas públicas la friolera de más 131.000 euros. Un coste en dinero público excesivo si tenemos en cuenta las críticas recibidas por un concierto que fue incapaz de atraer a la sociedad valenciana, más allá de la órbita podemita.

En concreto, la conselleria de Transparencia gastó 131.787,99 euros en el concierto para conmemorar el 40 aniversario del Estatut d’Autonomía, tal como reconoce el propio departamento al diputado no adscrito ex de Ciudadanos, Jesús Salmerón.

El concierto, sin embargo, no logró reunir a una gran representación de grupos valencianos, sino más bien parecía una sucesión de grupos catalanistas y de la simpatía de Podemos. Tanto, que ni siquiera se dejó caer por el concierto ningún conseller del PSPV, ni nadie de la oposición, ni siquiera el presidente de la Generalitat, Ximo Puig.

 

Durante el concierto, en el que se exhibieron cuatribarradas y esteladas y se corearon gritos de ‘país valencià’ o de ‘no a la OTAN’, uno de los grupos que más caché cobró fue Los Chikos del Maíz, autores de una canción que ridiculiza a Ximo Puig (“el pueblo lo sabe, Ximo lleva peluca”, cuya primera frase recordaron durante el concierto) o letras contra víctimas de ETA como Ortega Lara. Los Chikos del Maíz cobraron 4.235 euros por unos minutos musicales, sólo superados por Al Tall con 4.840 euros de dinero público.

La conselleria, pese a las críticas al concierto, justifica en su respuesta al diputado Jesús Salmerón la contratación de grupos radicales de izquierda como Los Chikos del Maíz o de varios grupos catalanistas en que “para su selección se siguieron las recomendaciones de los técnicos especializados en este tipo de acontecimientos, y se contrató una empresa especializada”.

Esta “empresa especializada” es Progres XXI (Pro21cultural en su marca comercial), que cobró casi 18.000 euros y es precisamente una de las empresas habituales que contratan administraciones del Botànic y que es la encargada de gestionar los derechos y actuaciones de algunos grupos del ámbito catalanista que tocaron en el concierto. Todo queda en casa.

 

La conselleria sin embargo insiste en su justificación del concierto en que “se invitó a grupos de relevancia de cuatro décadas del Estatuto”, obviando que la mayoría eran catalanistas o del entorno de Podemos -Los Chikos del Maíz tocan en las fiestas podemitas- y poniendo como ejemplo a Alba Reche, ex integrante de Operación Triunfo. Asimismo, sobre la asistencia de gente, el departamento de Rosa Pérez se lamenta “que coincidió con otros eventos musicales en día y hora en Valencia”. Y eso que este concierto era gratuito.