| 27 de Enero de 2023 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Garzón y su mujer con el equipo del hospital de Torrejón
Garzón y su mujer con el equipo del hospital de Torrejón

La mujer de Alberto Garzón da a luz en un hospital de gestión privada de Madrid

El ministro de Consumo ha sido padre en el Hospital de Torrejón, público gestionado por Ribera Salud, el modelo que quiere eliminar Unidas Podemos.

| Enrique Martínez Edición Valencia

Los hospitales públicos de gestión de gestión privada, un modelo defendido por el PP en comunidades como Madrid o la Comunitat Valenciana, son uno de los enemigos número uno de la izquierda en general y de Unidas Podemos en particular. Especialmente si la empresa concesionaria es Ribera Salud. Sin embargo, esto no ha sido problema para que el ministro de Consumo, Alberto Garzón, coordinador además de Izquierda Unida, haya tenido a su hijo en el Hospital de Torrejón.

La mujer del ministro Alberto Garzón, Anna Ruiz, ha dado a luz al tercer hijo de la pareja, el pequeño Robin, en el Hospital Universitario de Torrejón, de la red pública de la sanidad de Madrid pero gestionado por la empresa privada Ribera Salud, y la propia empresa así lo ha compartido en sus redes sociales felicitando a la pareja por el feliz alumbramiento.

Sin embargo, Unidas Podemos persigue este modelo de gestión privada que hay en cinco hospitales de la comunidad que gestiona Isabel Díaz Ayuso. Incluso el gobierno de Pedro Sánchez -que también ha felicitado a Garzón por su hijo- amenazó con una ley para limitar o prohibir este modelo.

En la Comunitat Valenciana, por cierto, el gobierno de la Generalitat de PSOE, Compromís y Unidas Podemos ha eliminado la concesión privada del hospital de Alzira o Torrevieja, precisamente a la empresa Ribera Salud, y amenaza con hacerlo a los hospitales que quedan, combatiendo este modelo que han denostado sin importar las cifras de satisfacción de los pacientes. Pero el ministro Alberto Garzón parece que ha probado el modelo en sus propias carnes y ha quedado satisfecho ¿Cambiará su parecer sobre la gestión privada de los hospitales?

 

El ministro de Consumo por cierto ha alabado al hospital de Torrejón y a los profesionales de la sanidad pública de Madrid -esa que tanto demoniza la izquierda-, y ha definido al hospital como miembro de la red pública, un aspecto que muchas veces cuestionan en Unidas Podemos -pese a que es totalmente de acceso público- por su gestión por parte de una empresa privada.