| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pilu Hernández Dopico
Pilu Hernández Dopico

Más allá de LOL: Descubriendo los códigos cifrados de la Generación Z

En un intento por mantener la privacidad en un mundo cada vez más observado, los adolescentes han desarrollado una serie de códigos y abreviaturas que usan al comunicarse en redes sociales.

En un intento por mantener una esfera de privacidad en un mundo cada vez más observado, los adolescentes han desarrollado una serie de códigos y abreviaturas que usan al comunicarse en redes sociales y plataformas de mensajería. Este fenómeno no es nuevo; los jóvenes siempre han buscado maneras de crear espacios propios lejos de la mirada adulta. Sin embargo, con la tecnología omnipresente de hoy, estos códigos se han vuelto más sofisticados y ampliamente utilizados.

Desentrañando el código juvenil

Los códigos utilizados por los adolescentes sirven como un puente entre la privacidad y la expresión libre, permitiéndoles compartir pensamientos y planes sin temor a ser descubiertos. Aquí algunos ejemplos comunes:

  • MON (Mi madre está Observando): Este código es utilizado cuando un adolescente quiere alertar discretamente a sus amigos de que sus padres están cerca y pueden ver u oír lo que están haciendo.
  • 99 (Padres se fueron): El número "99" es usado para indicar que los padres han salido de casa, sugiriendo un momento de libertad en el que pueden hablar o actuar sin restricciones.
  • 1174 (Encuentro en persona): Este número a menudo sugiere la propuesta de encontrarse en persona sin especificar el motivo, lo que permite mantener cierto nivel de discreción.
  • PAL (Padres al lado): Similar a MON, este código se usa para indicar que los padres están en la misma habitación o muy cerca.
  • 143 (Te quiero): Cifra que expresa afecto de manera breve y que es menos probable que sea comprendida por adultos.
  • KPC (Keeping Parents Clueless, Manteniendo a los padres sin saber): Este acrónimo se utiliza para reafirmar entre amigos el compromiso de mantener en secreto ciertas actividades o conversaciones.

Además de utilizar estos códigos, cuando los adolescentes combinan varios emojis en sus códigos secretos, crean mensajes que pueden ser tanto complejos como altamente contextuales. Este tipo de comunicación visual permite a los jóvenes expresar ideas, sentimientos o planes de una manera que puede ser casi incomprensible para los adultos u otras personas fuera de su círculo inmediato. Aquí tienes algunos ejemplos de cómo podrían usarse estas combinaciones de emojis y lo que podrían significar:

  • 🎓✈️🏝️: Este conjunto podría usarse para indicar planes de un viaje durante las vacaciones de graduación o simplemente el deseo de viajar después de terminar la escuela.
  • 🤐👫🔕:"Guarda el secreto sobre quién está saliendo con quién" o "No hables de esto en voz alta".
  • 🍟🕛❓: Puede ser una manera de preguntar "¿Quieres ir a por unas patatas fritas a medianoche?".
  • 📚😴🌙: "Estoy estudiando hasta tarde”.
  • 💔🍫🎥: "Estoy triste por una ruptura, vamos a comer chocolate y ver películas".

Estas combinaciones permiten a los adolescentes compartir información de forma discreta y creativa. El uso de códigos y emojis como una forma de lenguaje cifrado no solo refleja su fluidez en la comunicación digital, sino también su habilidad para navegar por entornos sociales complejos, manteniendo ciertas conversaciones y temas dentro de su grupo.

Los significados pueden ser altamente específicos y varían enormemente dependiendo del grupo, a menudo los padres y educadores pueden sentirse desconectados de estas conversaciones. Sin embargo, comprender y respetar este aspecto de la cultura juvenil puede ayudar a construir puentes de comunicación y entendimiento entre generaciones.¿Por qué los adolescentes usan estos códigos?

Los códigos nacen de la necesidad de los adolescentes de forjar su propia identidad y explorar relaciones sociales con un margen de privacidad. La adolescencia es un período de descubrimiento personal y experimentación, y el uso de estos códigos es una forma de navegar estos años formativos con cierta autonomía sobre su vida social.

Consideraciones para padres y educadores

Para los adultos, es crucial equilibrar la supervisión y el respeto por la privacidad de los adolescentes. Entender y respetar su necesidad de espacio puede mejorar la comunicación y fortalecer la confianza. Los padres deben estar atentos y abiertos al diálogo, ofreciendo un ambiente seguro en el que los adolescentes se sientan cómodos para compartir sus preocupaciones y experiencias.

Los códigos secretos entre adolescentes son un reflejo de su desarrollo en un mundo digital complejo y a menudo invasivo. Comprender este lenguaje no solo es útil para mantenerse informado sobre las nuevas tendencias de comunicación, sino también esencial para construir relaciones de confianza y apoyo entre generaciones.