| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Encuesta ESdiario: El PP gana las elecciones y Podemos salva al Botànic

La diferencia entre bloques queda más ajustada que nunca, en un único escaño que separa a la suma del partido de Mazón y Vox del tripartito del Consell

| H.G. Edición Valencia

Los cinco escaños que lograría Unides Podem salvarían al Botànic y le permitirían mantener la Generalitat por solamente un diputado de diferencia (50 frente a 49). La encuesta de estimación de voto en la Comunidad Valenciana realizada por Demoscopia y Servicios para ESdiarioCV, con una muestra de 1.800 entrevistas, confirma la tendencia de los mismos barómetros locales publicados el pasado fin de semana por este periódico: el PP y Vox suben, Cs desaparece, el PSPV-PSOE baja ligeramente, Compromís se queda como está y Unides Podem vive al límite de su desaparición institucional.

Desmenuzada por partes, el Partido Popular ganaría las elecciones autonómicas. Por primera vez en la actual legislatura, adelantaría en intención de voto al PSPV-PSOE y multiplicaría sus actuales 19 escaños hasta llegar a 30, siete más de los que le daba la encuesta de invierno publicada por ESdiario.

 

La formación que desde este fin de semana lidera Carlos Mazón en el ámbito autonómico cosecharía un 27% del total de votos emitidos, hasta ocho puntos más de los que obtuvo en los comicios de abril de 2019 y un 0,4% por encima de lo que el partido que lidera Ximo Puig lograría si se celebraran hoy las elecciones. De esta forma la Comunidad Valenciana replicaría la tendencia nacional de mejora de resultados del PP que marcó su punto de inflexión en los comicios en la Comunidad de Madrid.

A esas escasas cuatro décimas del partido que preside a nivel estatal Pablo Casado quedaría el PSPV-PSOE, que subiría en dos escaños respecto a los 27 que sumó en 2019 y mejoraría en un 2% la intención de voto respecto a entonces, pero, desde la perspectiva negativa, perdería ese mismo 2% si lo comparamos con el barómetro de EsdiarioCV de invierno y cedería dos parlamentarios. En definitiva, se quedaría con 29 representantes en Les Corts, a uno de su rival electoral por antonomasia, el PP.

¿Y con ese marcador tan ajustado, quién gobernaría? Ambas formaciones quedan muy lejos de los 50 escaños que suponen la mayoría absoluta. Para alcanzarla necesitan aliados. Y aquí entra la dinámica de bloques habitual en las dos últimas legislaturas. En esa adición de fuerzas el gran y nuevamente beneficiado sería el PSPV-PSOE. Le ocurriría, según el barómetro que refleja  entrevistas realizadas entre el 21 y el 30 del pasado mes de junio, como en mayo de 2015, que perdió las elecciones pero acabó gobernando con ese conglomerado denominado Botànic.

Esta situación se produciría por un factor clave o, mejor explicado, por la confluencia de dos. Por una parte, Ciudadanos quedaría laminado electoralmente, desaparecería, ya que, con un 3,4% de intención de voto, se alejaría de la barrera actual del 5% que otorga representación parlamentaria. Muy distante parece ese 17,8% del total de sufragios que logró en abril de 2019 y que le permitió sus actuales (si contáramos los cinco tránsfugas) 18 diputados. Si las elecciones fueran ahora, según el barómetro de EsdiarioCV se quedaría en cero. 

Por otra parte, y como segundo factor, dentro del bloque del Botànic, Unides Podem sobrevive parlamentariamente hablando. Continúa su declive, ya que baja del 8,2% al 6,1% en intención de votos, pero salva cinco de los ocho escaños que tiene en la actualidad, y ese quinteto le daría la vida a un hipotético Botànic III.

Lo haría porque Compromís aguanta los envites de la legislatura e incluso se recupera respecto al barómetro de invierno. Con un 16,1% de intención de voto, se quedaría a siete décimas del resultado que obtuvo en abril de 2019 y a un escaño. En resumen, conseguiría 16 parlamentarios, uno menos que en la actualidad.

Por tanto, los 29 del PSPV más los 5 de Unides de Podemos y los 16 de Compromís suman 50 escaños, justo justísimos los que proporcionan la mayoría absoluta. En la actualidad en Les Corts las tres formaciones computan 52. Bajarían dos, pero resistirían.

El PP ganaría las elecciones y vería como Vox, su inevitable socio de futuro, experimentaría un vertiginoso ascenso, ya que pasaría de sus diez escaños actuales a 19, con lo que sería la tercera formación de Les Corts con tres escaños de margen sobre la cuarta, Compromís. Esos sí, no crecería en diputados respecto al barómetro de otoño, que ya le asignaba esos 19.

En porcentaje, añade más de siete puntos a su intención de voto en comparación con 2019. Si también aplicamos la suma en este teórico bloque, los 30 del PP y los 19 de Vox ascienden a un global de 49, a tan solo uno de los mágicos 50 escaños que suponen la mayoría absoluta y que, por el momento y según los datos del barómetro de junio, los lograría el Botànic.

En definitiva, el Partido Popular y Vox aceleran su ascenso, el PSPV experimenta una ligera caída en intención de voto, Compromís se mantiene y Unides Podem aguanta por los pelos y, por tanto, se convierte en el salvavidas del Botànic.

Este diario publica mañana la valoración de líderes y una nueva parte del estudio.