| 15 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

El PP salva in extremis otra crisis provincial con una rotación de diputados

Un acuerdo de última hora evita una nueva crisis de la gestora y permitirá que la Safor sustituya el diputado de la capital por el tándem de primeros ediles de Xeraco y Rafol

| H. G. Edición Valencia

El PP ha salvado in extremis una última crisis en la designación de diputados provinciales por Valencia y ha evitado ver de nuevo socavada la autoridad de la gestora. El hasta ahora diputado por el partido judicial de La Safor y encargado de cuestiones de Economía en el grupo popular de la Diputación, Guillermo Barber, da un paso atrás. Como lo hizo hace unos meses, aunque por otros motivos, cuando no consiguió ser el candidato a la alcaldía de Gandia por el PP.

Un acuerdo de última hora permite que el tándem Avelino Mascarell-Carolina Mengual ocupe ese escaño. Ambos conforman una única opción, ya que acordaron rotar en el cargo dos años cada uno. Los primeros para el alcalde de Xeraco y los últimos para la alcaldesa de Rafol de Salem, un municipio que no llega a los 500 habitantes y que se convertirá en el menos populoso con escaño provincial, casi a la par que Titaguas. En la práctica constituirá la antítesis de los Burjassot, Mislata o Cullera, cuyos alcaldes socialistas también serán diputados.

La gestora que dirige el Partido Popular en la provincia de Valencia ha sido especialmente paciente en el caso de la comarca de la Safor para evitar un nuevo transpiés, como el ocurrido la semana pasada en el partido judicial de Sagunto, donde el alcalde de Benavites, Carlos Gil, se saltó la decisión de la gestora y recurrió directamente  a la Junta Electoral de Zona. Esta convocó a los ediles afectados del partido judicial, que, por dos votos de ventaja, se decantaron por Gil en detrimento de Paz Carceller, alcaldesa de Puçol y dirigente anunciada por la propia gestora como diputada provincial unos días antes.

Con la renuncia en el último momento de Barber para evitar una nueva fisura interna, Gandia pierde el diputado provincial del PP, que vuelve a la senda de designar a alcaldes de pequeños municipios. Lo hizo en el mandato de Fernando Giner con Toni García, carismático alcalde de Rótova; y durante los años de dirección de Alfonso Rus con Salvador Enguix, primer edil de Beniarjó.

Con el nombramiento, después de una larga negociación entre las dos partes, de Mascarell, el PP premia a un alcalde, el de Xeraco, que ha logrado la vara de mando tras superar, en el pasado, una moción de censura. También, al mismo tiempo, distingue a la alcaldesa de Rafol de Salem, municipio donde los populares ganaron los cinco ediles en liza.