| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El actor Enrique Arce, en el Mercado de Colón de Valencia, durante la entrevista
El actor Enrique Arce, en el Mercado de Colón de Valencia, durante la entrevista

Enrique Arce: "España tiene grandes actores, pero debemos dominar el inglés"

El actor valenciano, famoso por su papel de ‘Arturito’ en la ‘Casa de Papel’, habla con ESdiario sobre sus proyectos internacionales o sus pasiones como el Valencia CF del que es embajador

| E. M. / S. T. Edición Valencia

Enrique Arce, actor de La Casa de Papel, ¿qué puedes contarnos de otros trabajos? Te hemos visto en el rodaje de la nueva película de Adam Sadler

Sí, está por estrenar, acabamos ahora de rodar en Hawái y París junto a Jennifer Aniston y Adam Sadler. Vengo de un estreno, también en París, de una película que hice junto a Mel Gibson llamada On the line, acabo de imprimir mi próximo proyecto que es una serie para HBO… podemos decir que ‘faena no falta’ y que siga así la racha.

¿Pasas de Netflix a HBO?

No, lo que pasa es que yo no estoy comprometido con ninguna, he hecho cosas para Amazon, he hecho cosas para Netflix… al final un actor tiene que estar donde le llaman y no tiene que estar adscrito, por lo menos en mi caso, a ninguna plataforma.

Tu das el salto al gran público internacional gracias a tu excelente papel de Arturo en ‘La Casa de Papel’, pero antes de esta fama ¿Qué trabajos realizaste aquí en España?

En España empecé en algunas serie de los noventa como Compañeros, Periodistas o Policías, todas de Globomedia, ya que estuve una gran temporada con ellos. He hecho películas como El Corazón del Guerrero junto a Santiago Segura y Daniel Monzón. Es cierto que al formarme en Estado Unidos y hablar inglés, tengo, por así decirlo, una vocación un poco más internacional y últimamente he trabajado más en el extranjero y se me han abierto muchas puertas gracias a La Casa de Papel, pero ya de antes hice algunas cosas como Terminator Dark Face, cuando La Casa de Papel no era lo que es ahora. Siempre he tenido la posibilidad de proyectarme fuera de España y combinarlo con mi trabajo aquí.

¿Has notado un cambio, no a nivel de trabajo, si no a nivel reconocimiento gracias a ‘La Casa de Papel? ¿Te hacen alguna broma con ‘Arturito’?

Estamos hablando de una de las series más vistas en la historia de la humanidad… entonces sí, mi día a día desde hace 5 años es cada 10 pasos que doy por la calle hacerme una foto o saludar a alguien… es algo con lo que hay que vivir y lo acepto con gratitud.

¿No te agobia?

Como todo en la vida hay veces que te pilla en mejor momento, estado anímico o te pillan cansado… por ejemplo hay ciudades que no puedes visitar, Buenos Aires (Argentina) era imposible de ver debido a que la gente de allí es muy fanática. Incluso Netflix nos pone guardaespaldas. Es que es imposible. La sobredimensión de La Casa de Papel y el fenómeno fan es increíble. Ayer estaba en aeropuerto de París volviendo y cada dos segundos era una petición de foto. Evidentemente yo estoy súper agradecido por que al final es la medida del éxito de un actor, pero es cierto que al final, como todo, se convierte en una profesión.

 

Ahora vamos a hablar un poco de tu vertiente valencianista… Tú eres valenciano de nacimiento, valencianista, eres uno de los embajadores del club a nivel internacional y de la ciudad de Valencia.

Y espero que siga siendo así durante muchos años porque me llena de orgullo dar un poco más de visibilidad a nuestro club, a nuestra ciudad desde mi pequeña y humilde posición. A Jennifer y Adam les coloqué una camiseta del Valencia CF y lo seguiré haciendo allá donde vaya porque me siento muy valenciano y muy valencianista.

¿Has encontrado en este camino a otros famosos o actores que sean valencianistas?

Sí, está Arturo Valls, Miguel Ángel Silvestre, que es de Castellón, pero se siente valencianista también, Nuria Roca, somos bastantes, pero ellos son más discretos. Yo soy bastante talibán y me gusta meterme en algunos charcos.

¿Has estado en más finales del Valencia?

En todas menos la del 99, que me pilló haciendo teatro en Extremadura y salí al escenario con el Wallkman de perfil escuchando la final, y tampoco estuve en la final de la UEFA de Goteborg. Por lo tanto, soy de los que tiene más derrotas que victorias en las finales a las que ha ido.

¿Una porra para la final? -Acertó la porra salvo en que daba la victoria al Valencia-

Creo que el partido de va a la prórroga, y el Valencia si gana, será con un gol en la prórroga o en penaltis.

¿Qué opinas sobre la situación institucional que atraviesa el Valencia?

Ha habido momentos de mucha tensión, incluso yo he formado parte de campañas que intentaban mover esto y que cambiara de manos el equipo. Sin embargo me he dado cuenta de que no se va a mover nada por ahí, por lo tanto he bajado un poco las revoluciones, ya no me voy a posicionar en contra de la gestión del club. Tenemos el dueño que tenemos y no a vender, y como no va a vender, dejemos de darnos cabezazos contra la pared y vayamos todos a una e intentemos que club y afición vuelvan a encontrarse, el tiempo que sea, pero no intentemos hacer algo que desde dentro del club sé que no va a suceder. 

También te hemos visto disfrutando de las tradiciones de Valencia, como la Semana Santa Marinera…

Claro, yo nací en el Barrio del Cabañal, de donde me fui con seis años y prácticamente no he vuelto a tener contacto, pero cuando en una entrevista para Televisión Española y el programa Yo la Tierra recurrieron un poco lo que había sido mi vida y enseñaron la casa donde nací y algunos granaderos del Cabañal se dieron cuenta, a raíz de ver el programa, que yo era de allí, se pusieron en contacto conmigo para ofrecerme ser embajador de honor. Teníamos que cuadrar agendas, pero coincidió que yo acabé de grabar la peli el 5 de febrero y la Semana Santa empezó el 8, así que he podido hacer las dos procesiones con ellos y muy orgulloso de que me hagan sentir profeta en mi tierra.

¿También eres fallero? 

Fui fallero durante una época muy corta en mi vida, de los diez a los trece años, de una falla que estaba por la zona de Yecla porque mis primas eran Falleras Mayores de allí, pero mi contacto con el mundo de las fallas se limita a disfrutarlas como todo valenciano y turista que visita la ciudad durante el mes de marzo.

¿Mantienes contacto con tus compañeros de La Casa de Papel? ¿Ves que el boom de la serie les ha servido de proyección a algunos que a lo mejor antes eran un poco más desconocidos como Jaime Lorente (Denver) o Miguel Herrán (Río)?

Con Miguel tengo una relación paternofilial, me llevo muy bien con él, con Jaime también, pero claro que tienen mucha proyección, sin embargo, el problema del actor español es el inglés, hay muy pocos actores, salvando a Álvaro Morte (El Profesor) y yo, que dominen el inglés. Me consta que a muchos les han ofrecido cosas a nivel internacional, pero no dominan el idioma y no pueden enfrentarse a un rodaje en inglés. Esa es la asignatura pendiente, si hablarán el idioma, estarían currando a tope fuera porque se los rifan. Lo del inglés no es solo un problema para los actores españoles, es un problema de todos los españoles. 

¿Qué consejo le darías a alguien que está empezando?

El consejo que yo daría a cualquier actor que empieza hoy en día es que se ponga, al mismo nivel, con las clases de interpretación y las clases de inglés. El volumen de producción que se hace aquí en lengua extranjera es un volumen muy alto, te diría que hasta de un 30%. Yo he rodado aquí con Woody Allen, este mismo en su biografía dice que es una pena lo de los actores españoles, porque son fantásticos, pero que ha podido rodar con muy pocos ya que son pocos los que hablan el inglés.