| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Club Med Grand Massif Samoëns Morillon
Club Med Grand Massif Samoëns Morillon

Paquete vacacional con esquí incluido en Alpes Franceses

El plan perfecto para esquiar en familia sin preocuparte de nada, en los Alpes franceses, de la mano de la Escuela de Esquí Francesa, disfrutando además de una buena fondue a 1600 metros.

| Victoria Peñalver Viajar

El dominio esquiable de Grand Massif está compuesto por cinco estaciones, Samoëns, Morillon, Sixt, Flainé y Les Carroz, todas conectadas por remontes modernos que hacen que los esquiadores puedan moverse libremente de una a otra. Solo la vuelta de Sixt al dominio, ha de hacerse con esquí-bus. Y, vale la pena, porque esquiar desde Les Grandes Platieres a 2.480 m, en Flaine, hasta Sixt a 760 m, es una preciosa excursión de 14 km en una pista azul, para prácticamente todos los niveles.

Samoëns es un encantador pueblecito de los Alpes franceses, a una hora del aeropuerto de Ginebra, con tres zonas a diferentes altitudes, 600 m, 700 m y 1.600 m, comunicadas tanto por carretera como por telecabinas. Una gran opción es pernoctar en Samoëns 1600, que es uno de los puntos centrales del dominio, desde donde podemos recorrer todo Grand Massif.

In&out y todo incluido

Club Med cuenta en este punto con un resort con dos grandes particularidades. Es un resort in&out y todo incluido. Es el Club Med Grand Massif Samoëns Morillon. Pero, veamos qué significan estos dos términos, en este caso concreto.

In&out es una característica de los hoteles que están no solo a pie de pista, sino en la propia pista de esquí, y de los que puedes entrar y salir con los esquís puestos. Esta privilegiada ubicación, con acceso directo de entrada y salida, permite disfrutar cómodamente de uno de los mayores dominios esquiables de Francia, con 265 km de pistas de todos los niveles (25 verdes, 59 azules, 44 rojas y 11 negras), repartidas entre la zona alpina de Flaine y el área de bosque de pinos de Samoëns y Morillon.

Específicamente, este hotel cuenta con una zona de guardaesquís muy completa y cómoda, en la que puedes encontrar no solo amplias taquillas, zonas con bancos para equiparte y baños, sino también servicio de alquiler de esquís, guardería y zona de recepción de niños a las pistas, oficina de la Escuela de Esquí Francesa (ESF), incluso, una zona en la que tomar algo, justo antes de salir a las pistas.

Por otra parte, todos sabemos lo que habitualmente significa la expresión “todo incluido”, pero aquí este término adquiere un cariz diferente, pues, no solo hablamos de comida, bebida, piscina, etc., sino también del fortfait y de la posibilidad de esquiar o practicar snow en grupo, con profesores y guías de la ESF, durante 25 horas semanales incluidas en el paquete, sin pagar ningún extra. Además de no esquiar solo y poderlo hacer con otras personas de tu nivel, supone una gran ventaja, contar con un instructor experto que te enseñe los mejores rincones de la estación.

El hotel está en medio de la pista y está pensado para familias de esquiadores o grupos de amigos, que no tienen por qué tener el mismo nivel de esquí o snowboard. Con los grupos guiados que se forman, puedes esquiar con gente de tu nivel todo el día. Los huéspedes pueden optar entre 7 categorías, desde principiante hasta experto, e incluso, fuera de pista. Además, es un hotel familiar que cuenta con servicio de cuidado y entretenimiento de bebés, desde los 4 meses, a jóvenes de hasta 17 años.

Estas dos características, unidas al diseño del edificio, que se funde con la naturaleza, suponen una experiencia totalmente inmersiva de los huéspedes en la montaña, con impresionantes vistas desde cualquier habitación y que ofrece, además de planes de esquí y snow, otras actividades invernales como skimo (esquí de travesía), raquetas de nieve, marcha nórdica o senderismo.

Vistas desde la habitación Club Med Grand Massif Samoëns Morillon

Por si fuera poco, cuenta con un detalle muy especial, nada habitual, para los que somos esquiadores: la garantía de nieve, con la que, si el 50% de los remontes están cerrados en la estación seleccionada, el cliente puede ir a otra estación de los Alpes donde la capa de nieve sea lo suficientemente abundante para aprovechar al máximo las pistas durante las vacaciones de esquí. Esto es posible porque esta firma hotelera cuenta en los Alpes Franceses con otros muchos resorts, pensados para los amantes de la nieve y la montaña, en Les Arcs, Tignes, Alpe d’Huez, Val Thorens, Valmorel, La Plagne, Peisey Valandry, Serre-Chevalier y La Rosière.

Una jornada en este hotel

El paquete vacacional más habitual es el de semana. Vamos a ver qué puede hacer un cliente del Club Med en un resort como este en un día normal de su estancia:

Comienza con un fantástico desayuno tipo buffet, en un cómodo salón, con platos para todos los gustos, tanto dulces como salados, fruta, zumos, etc., y con show cooking de tortillas con ingredientes a elegir, huevos, tortitas, etc.

La jornada de esquí, con el monitor de la ESF, abarca desde las 9 a las 16h, con un descanso de 12 a 14h para comer en el hotel. Es decir, tres horas de nieve, dos de comida y otras dos de nieve. Por supuesto, el que prefiera comer en pistas o esquiar también esas dos horas, puede hacerlo por su cuenta, pero la ventaja de estar a pie de pista nos permite pasar por el buffet y descansar un poco.

Durante todo el día, los clientes pueden disfrutar de una gran piscina interior climatizada, para relajarse, nadar, participar en clases de aquagym o disfrutar de la sauna o el baño de vapor, así como del gimnasio, en el que entrenar de forma personal o en clases de fitness y yoga.

Piscina interior Club Med Grand Massif Samoëns Morillon

Tiene también una zona de SPA, solo para adultos, en la que se pueden contratar varios tipos de masajes, que vienen genial después de un día de esquí.

A partir de las 19h aproximadamente, comienza el momento del aperitivo en los salones del hotel, en el que las familias y amigos se reúnen y pican algo con la bebida que deseen; recordemos que estamos en un todo incluido.

Aperitivo Club Med Grand Massif Samoëns Morillon

Desde las 20h, comienzan las cenas, en cualquiera de los dos restaurantes, ya sea el de buffet del que ya hemos hablado en el que, sobre todo, los niños disfrutan muchísimo, o en el gourmet Lounge Skyline, en el que pides a la carta. Este restaurante está también incluido para los días que se desee, aunque es necesario hacer reserva. Además de la gran variedad de platos que ofrece, incluidos en el precio, entre los que recomendamos cualquiera de los tipos de fondue, en su carta aparecen algunos otros que se pueden pedir, cargando un extra en la habitación.

Fondue Club Med Grand Massif Samoëns Morillon

Por la noche, comienza la música, el espectáculo y el baile, con un ambiente acogedor, en el que todo el mundo participa. Los dos bares disponibles están lejos de las habitaciones, lo que permite a los que desean dormir, hacerlo sin problemas.

Decenas de planes para todos, en el corazón de la montaña, que permiten pasar unos días inolvidables a todos los miembros del grupo de amigos o familia.