| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Marbella, la joya de la Costa del Sol

El lujo se hace presente en Marbella y se mantiene como referente de la diversión selecta, en el que la gastronomía juega un papel muy especial.

| Victoria Peñalver Viajar

En Marbella hay planes para cada momento y cada edad, para ir con amigos o en familia, para pasar un fin de semana o todo el verano. En esta ocasión, nos vamos a centrar en los planes más exclusivos y lujosos, los más ‘IN’ destinados a los más ‘VIP’ y en los que el espectáculo y la diversión están asegurados, a precios de infarto, la mayoría de las veces.

Para pasar el día en la playa, comer y ver atardecer en el mar, tenemos infinidad de Beach Club, entre los que destacamos estos dos:

Con un ambiente familiar, de lujo, encontramos Nido, en Estepona, en primera línea de playa y con piscinas infinitas tanto para adultos como para niños, diferentes tipos de hamacas y camas balinesas, en primera línea de playa y una carta variada de platos y cócteles. Muy recomendables el tartar de atún, el steak tartar, los nigiris de toro con caviar, las ostras, las almejas a la andaluza, el gambón al ajillo, el bogavante con vermicelli, los arroces, la hamburguesa de wagyu, así como los pescados a la sal o a la parrilla. Pero, hay que dejar un hueco para el flan casero de la abuela del chef Franco Franceschini, que demuestra de dónde le viene a este gran maestro su arte. La nota común de todo ello es la calidad y el servicio exquisito. Un oasis idílico, con vistas al mar.

Para ambiente de fiesta, un lugar para disfrutar y dejarte ver, iremos a Playa Padre, lujoso chiringuito, con glamour, para paladares gourmet que fusiona la comida mediterránea y asiática, con toques mexicanos, en el que se da culto a la mente, al cuerpo y al alma, y en el que la música va subiendo al ritmo de la aguja del reloj, hasta convertirse en una fiesta espectacular en la que se derrocha diversión. Su eslogan dice “Encontrémonos en la playa y te prometo que será padre”. Es el beach club más exclusivo de toda la Costa del Sol, que ofrece platos de gran calidad y una coctelería de autor muy variada. El menú combina a la perfección los sabores dulce, salado, ácido y picante. Imprescindibles los tacos, las alitas, el crudo de atún, el pulpo, cualquiera de los cortes argentinos de carne, la lubina, los niguiris, sashimis o rolls, etc. En plena playa, las hamacas, el sol y la música de los DJs, se combinan con el arte en forma de calaveras de grandes dimensiones pintadas a mano por renombrados artistas nacionales e internacionales, como el artesano alicantino José Piñero.

Por la noche, podemos elegir entre quedarnos en los Beach Club u optar por restaurantes en los que disfrutar de la comida a la vez que nos soltamos el pelo, y uno de los planes ineludibles si visitamos la capital de la Costa del Sol es Starlite, el festival boutique de música más importante del Europa que de nuevo animará las noches Marbelleras.

Los que en estos momentos están más de moda son Nu Downtown, en el hotel Hard Rock, pegado a Puerto Banús o Momento, en la milla de oro marbellí.

En Nu Downtown, la comida asiática se acompaña con diferentes espectáculos en vivo, desde pop a flamenco. Supone un espectáculo para los sentidos, de principio a fin. Su formato de dinner show es capaz de convertir cualquier velada en la experiencia sensorial más gratificante del momento.

Para los amantes del lujo y el exceso, Momento Marbella es una experiencia, que puede comenzar con un cóctel en la barra, continuar con cena Nikkei en mesa y culminar en discoteca, todo en el mismo lugar. Es el templo de la música electrónica. Un festín para el paladar que termina en fiestón, con música tecno de calidad, bailes exagerados, zonas reservadas, bengalas en botellas, cócteles de autor, derroche de champagne, etc., en el que solo importa disfrutar del presente, del ‘momento’.

Planes exclusivos: golf, SPA, pádel, fitness, arte y música

No hay límite para los deseos en Marbella. Muchos de los clubes y hoteles ofrecen experiencias especiales que harán de nuestras vacaciones, un recuerdo imborrable. Los hoteles no solo ofrecen alojamiento. En Marbella, entrar en un hotel supone vivir un sueño.

La oferta de tratamientos y SPAs es inigualable en la costa marbellí, para los que buscan confort, tranquilidad y relax y, por supuesto, Marbella es el paraíso del golf, con 21 campos y un espléndido clima, con más de 325 días de sol, que la convierten en uno de los destinos favoritos para todos los amantes de este deporte.

El Magna Marbella, hotel de cinco estrellas del Club Med, situado en medio de catorce hectáreas de jardines y terrazas, nos ofrece un servicio “todo incluido” de calidad, con club para niños, pensión completa y cocina gourmet, piscinas, SPA y tratamientos, actividades de entretenimiento y deportes, como tenis, pádel y golf, excursiones, etc.

Anantara Villa Padierna Palace, de cinco estrellas, es un “hotel museo”, decorado con 1.200 obras de arte, que cuenta con exclusivas habituaciones, suites y villas, y el mejor SPA español, según Condé Nast Johansens Awards 2022, que tiene más de 2.000 m2 de termas romanas, baños turcos y piscinas rodeadas de cuidados jardines. A tan solo tres minutos de la playa, dispone de un club deportivo con pistas de tenis y pádel, así como fantásticos restaurantes. Pero, si se caracteriza por algo este resort es por sus campos de golf de clase mundial, ofreciendo una de las mejores oportunidades de juego de la Costa del Sol. Los huéspedes pueden despertarse con las vistas del green y poner a prueba su swing al amanecer.

El Hotel Don Carlos, de cinco estrellas, situado frente a la playa de Elviria, cuenta con su propio club de tenis, un exclusivo Beach Club, cinco increíbles restaurantes y el lujoso SPA, The Oasis Wellness & Spa, con un idílico circuito de agua de 1.600 m2, sauna, baños de vapor, templo de duchas y una cabina de aromas, donde estar en paz será tu única preocupación. El hotel ofrece pases de un día con los que se puede disfrutar de las atenciones personalizadas, momentos únicos y servicios excepcionales sin necesidad de alojarse en el hotel.

El Hard Rock Hotel Marbella, de cuatro estrellas, ofrece espectáculos de música en su zona de piscinas con grandes artistas, por lo que es muy recomendable consultar su calendario de eventos. Sus huéspedes pueden subirse a la habitación una guitarra electrónica Fender, para tocar en la intimidad de su habitación, con cascos, para no molestar al resto de habitaciones, o un tocadiscos y vinilos para escuchar su música preferida. Ofrece, como el resto de los hoteles de la cadena Hard Rock, una memorabilia con objetos pertenecientes a iconos de la música española e internacional, como una carta manuscrita de Janis Joplin, vestidos de Lady Gaga, Beyoncé o Madonna, una guitarra acústica de Elvis, recuerdos de Alejandro Sanz, Rosalía, Raphael, etc.

Para los amantes del pádel y del fitness exclusivo, Marbella cuenta con el excepcional Nueva Alcantára Club, con 16 pistas y su extraordinario gimnasio, The I/O, en el que el entrenamiento se sitúa en un nivel superior.

En Marbella, la diversión está asegurada, y cada experiencia puede llegar a ser una de las mejores de nuestra vida.