| 16 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Así son los 11 pueblos que se incorporan a la red de los más bonitos de España

Encanto, belleza, Historia y conservación son algunos de los muchos méritos con los que cuentan

| E.V Viajes/Ecología

España tiene pueblos preciosos, de ahí que cada año la Asociación de los Pueblos más Bonitos de España, elija los que tienen más méritos para incorporarse a una red cada vez más numerosa. 

Este año, los que han hecho muy bien sus deberes han sido estos once que ahora te enseñamos. ¿Te apetece conocerlos?

 

Nuevo Baztán (Comunidad de Madrid)

 Al este de la Comunidad de Madrid, en plena Cuenca del Henares, Nuevo Baztán surge a principios del s.XVIII por iniciativa de un navarro de nombre Juan de Goyeneche. Para dar forma tanto al trazado de sus calles como a la estética de sus edificios contó con el arquitecto Jose Benito Churriguera, artífice de lo que ahora es conocido como el Poblado Antiguo, declarado Monumento Histórico-Artístico desde 1941.

Si te acercas hasta este municipio no puedes perderte el conjunto construido en piedra caliza formado por el palacio de Goyeneche, de forma rectangular y con una torre, que gira en torno un patio en forma de claustro y la iglesia de San Francisco Javier, adosada al palacio y cuyo retablo mayor profusamente decorado está elaborado en su mayor parte en mármol rojo. Tampoco puedes dejar de darte una vuelta por sus plazas, echar un vistazo al subterráneo excavado bajo el Palacio y la iglesia, y los dos árboles catalogados como singulares que hay en el municipio: un olmo y un pino carrasco realmente espectaculares. 

 

Beget (Girona)

Con varios siglos de historia a sus espaldas, Beget destaca por la arquitectura de sus casas, asentadas mayoritariamente sobre roca, y cuyas fachadas, de mampostería, muchas de ellas rehechas en el s.XIX, presentan aleros y balcones de madera y cubiertas de teja árabe. 

En este municipio de apenas 27 habitantes censados, aunque en verano la población de multiplica por las segundas residencias, encontrarás dos arroyos que lo cruzan, un puente del s XIV, calles empedradas con un encanto muy especial y varias fuentes de distintas épocas. No dejes de visitar tampoco la iglesia de San Cristobal, centro de la parte más antigua del pueblo. 

 

Molinaseca (León)

Molinaseca está situada en la comarca del Bierzo, forma parte del Camino francés del Camino de Santiago y es uno de los pocos municipios en los que todavía podemos escuchar hablar en la legua leonesa, lo que ya es por sí una curiosidad. Sus orígenes se remontan a la época romana y están ligados a la explotación por aquel entonces de sus minas de hierro. Paseando por sus calle podrás encontrarte con casonas, palacios y sus típicas construcciones de dos plantas con balcones de corredor.  Cruza el puente de los peregrinos, de siete ojos y entra en la iglesia de San Nicolás de Bari cuyo origen es de estilo barroco al igual que el del Santuario de las Angustias que alberga una Piedad del s. XVII.

 

Baños de la Encina (Jaén)

En las estribaciones de Sierra Morena nos encontramos con Baños de la Encina, desde donde tenemos a tiro de piedra el embalse del Rumblar. Si visitamos este enclave nos vamos a encontrar con numerosos edificios que pertenecen al Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz, como es el caso del Castillo de Burgalimar, considerado uno de los más antiguos de Europa; la Ermita del Cristo del Llano que cuenta con un camarín barroco o la Iglesia de San Mateo en la que podremos apreciar una obra de Murillo. No debes olvidarte tampoco del molino de viento situado en la parte alta del pueblo y que data del s. XVII

 

Genalguacil (Málaga)

Forma parte de la Serranía de Ronda, al lado del río Genal del que toma su nombre. Sus callecitas empedradas conforman una auténtica exposición de obras artísticas ya que son muchos los pintores, escultores  e ilustradores que se reúnen en este pueblo durante una semana cada año para mostrar sus habilidades decorando cada rincón del municipio. Si tienes la oportunidad de pasarte por aquí, no dejes de llevarte algún artículo hecho de corcho, caña o anea producto la artesanía local.

 

Valverde de la Vera (Cáceres)

Sus orígenes se remontan seguramente al s. XII, y uno de sus mayores atractivos es el Castillo de los Condes de Nieva construido entre los s.XIII y  XIV. Por algunas de sus calles transcurren todavía pequeños canales de agua a modo de acequia, y nuestra recomendación es que, a parte de recorrer el pueblo, te tomes algo en la plaza en la que está el ayuntamiento, con sus edificios sostenidos por antiguas columnas de piedra, y hagas una visita al "Museo del Empalao" donde conocerás, entre otras cosas, la historia que hay detrás de esta figura, propia de la Semana Santa del lugar, y cómo era una antigua casa de la zona.

 

Agulo (La Gomera)

Está situado al nordeste de la isla y cuenta con un patrimonio natural excepcional al contener parte del Parque nacional de Garajonay y del Monumento Natural de Roque Blanco. Su casco histórico es una delicia ya que está entre los mejor conservados de las islas Canarias además de tener unas vistas privilegiadas del Teide.

En Agulo podrás visitar la casa rehabilitada donde nació el pintor y muralista José Aguiar y la iglesia de San Marcos Evangelista de estilo neogótico.

 

Roncal (Navarra)

Este municipio se encuentra en el valle de Roncal, rodeado de montañas y a 90 km. de  Pamplona. En sus calle se pueden admirar distintas casas señoriales como la Casa López, construida en 1770, la casa Gambra, de estilo barroco al igual que la Casa Sanz Orrio de mediados del s.XVIII. Hay también tres ermitas muy interesantes: la de San Juan, la de San Sebastián y la de Nuestra Señora del Castillo., así como una iglesia, la de San Esteban, del s. XVI,  que domina todo el pueblo con su estilo gótico-renacentista. Otra visita indispensable es la del panteón-mausoleo de Julián Gayarre, obra del escultor Mariano Benlliure.

 

Bulnes (Asturias)

En realidad más que un pueblo es una parroquia ligada a Cabrales, en medio de los Picos de Europa. Hasta hace veinte años estaba prácticamente incomunicada  ya que solo se podía acceder hasta allí por un sendero, por lo que visitarla era prácticamente imposible . La solución llegó en 2001 con la construcción de un funicular que hace que la visita sea aún más pintoresca.  El núcleo urbano se divide en dos barrios, el de arriba y el de abajo, y sus casas de piedra te transportan a otros tiempos donde la vida era mucho más dura pero también más tranquila. Por supuesto no te puedes marchar de allí sin llevarte un buen queso. 

 

Cudillero (Asturias)

La verdad es que era inexplicable que Cudillero no figurara entre los pueblos más bonitos de nuestro país, así que su elección este 2021 no puede extrañar a nadie. Puerto pesquero con las espaldas cubiertas por la montaña,  te enamora por sus casitas de colores que parecen trepar por el acantilado desde la parte baja del puerto declarada Conjunto Histórico Artístico.  No dejes de ver la Quinta de Selgas, un lugar mágico donde  además de pasear por su jardín cuajado de puentecitos, estanques y grutas artificiales, podrás admirar desde el primer cuadro que pintó Goya hasta una obra de Murillo.

Si te animas a subir a lo más alto, tendrás unas vistas espectaculares del Cantábrico, y para reponer fuerzas, haz parada en cualquiera de las tabernas, bares y restaurantes del puerto. No te arrepentirás. 

 

Garachico (Tenerife)

Fundado por un banquero genovés tras la conquista de Tenerife a finales del s. XV, Garachico fue durante dos siglos el principal puerto de la isla de Tenerife desde el que zarpaban los barcos con productos de la tierra hacia América. Actualmente su casco histórico, muy bien conservado, sigue manteniendo numerosos edificios y construcciones de los siglos XVI y XVII por lo que en 1994 fue declarado Bien de Interés Cultural .

Como visitas obligadas están el Castillo de San Miguel que en realidad es una torre defensiva protegida que actualmente alberga el Centro de Información Patrimonial; el Monasterio de la Inmaculada Concepción (s. XVII) y la Casa de los Condes de la Gomera, entre otras.