| 04 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Te enseñamos Cazorla, Capital del Turismo Rural 2022

Si te animas a visitar esta preciosa localidad jiniense, no quedarás defraudado

| E.V. Viajes/Ecología

Tenía rivales tan complicados como Chinchón, en Madrid o Esterri d´Àneu en Lleida, pero finalmente han sido el municipio jienense de Cazorla el que ha conseguido convertirse en capital del Turismo Rural 2022. Y cualidades, desde luego, no le faltan.

De entrada Cazorla está enclavado en el Parque Natural Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas, que cuenta con el privilegio de ser el más extenso de todos los espacios protegidos que tenemos en España. Allí,  entre la sombra del castillo de Yedra, una construcción defensiva que data en su origen de la época de los beréberes, y la exuberancia del río Cazorla, aparece,  como dibujada en la pendiente en la que va a morir para convertirse en valle la sierra de su mismo nombre, esta localidad de alrededor de 8.000 habitantes puede presumir de haber visto pasar, a lo largo de la historia, a íberos, romanos, musulmanes, castellanos y franceses, y de  gozar desde 1813 del título de Ciudad, con la distinción de "Muy Noble y muy Leal". 

Si nos animamos a visitarla, no vamos a quedar defraudados. Si cogemos como referencia de nuestros paseos sus tres plazas principales, nos vamos a encontrar con calles, blancas, estrechas y a menudo empinadas, en las que proliferan las construcciones de tipo religioso aunque algunas de ellas estén ahora destinadas a otras funciones, como es el caso del ayuntamiento, ubicado en lo que fue un antiguo convento.

Desde luego, si nos gusta el turismo de iglesia, este es un lugar estupendo para practicarlo, ya que podemos recorrer las iglesias de San Francisco, del s.XVII,  la del Carmen con su torre octogonal –y para muchos, la más bonita de la localidad –  y, por supuesto, lo que queda de la iglesia de Santa Maria, única en Europa por estar edificada sobre una bóveda que, a su vez está construida sobre el río Cazorla al que hubo que desviar previamente de su cauce natural. Todo un prodigio de la arquitectura, sobre todo teniendo en cuenta que se hizo en el s.XVI, que se puede visitar gracias a una pasarela de 125 metros suspendida sobre el río. 

Si prefieres las construcciones civiles, no puedes dejar de darte una vuelta por la Casa de las Cadenas, las antiguas Casas Consistoriales, el castillo de La Iruela y, si te apetece, alojarte en la casa de las bicicletas, cuya fachada está decorada con decenas de ellas pintadas de colores. 

El entorno natural de Cazorla es otra de las cosas que no podemos perder de vista.  El bosque de pinos salgareños, la Cañada de las Fuentes, donde nace el Guadalquivir,  el puente de la Herrerías y el el embalse del Tranco, donde podemos hacer una excursión en kayac, hablan por sí solos. 

En cuanto a la gastronomía, la oferta es muy variada y original, ya que además de platos de caza y pesca, los típicos de la zona tienen nombres tan pintorescos como la gachamiga, los andrajos, el ajoarina, el rin-ran y los enreos.