| 10 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Calle peatonal de Saint-Lary
Calle peatonal de Saint-Lary

Saint-Lary, una estación pirenaica para todos

Este auténtico pueblo del Pirineo francés, con fachadas de piedra, pizarra y madera, ofrece experiencias para vivir con amigos, pareja o en familia, en cualquier momento del año.

| Victoria Peñalver Viajar

Esta estación, final de etapa del Tour de Francia en numerosas ocasiones, posee un dominio esquiable de más de 100 km de pistas de todos los niveles. Es habitual la experiencia de esquiar sobre un mar de nubes que te ofrece vistas inolvidables.

La estación, que este año cumple 65 años y que está gestionada por Altiservice, ha invertido 25 millones de euros, con la inauguración de dos remontes de última generación, el telecabina Espiaube para 10 personas y el telesilla Tourette, de 6. Con todo ello, ha conseguido una mayor fluidez de esquiadores, más eficiente y sostenible, evitando colas innecesarias.

Saint-Lary es ideal tanto para los que quieren disfrutar de la nieve, la gastronomía y las vistas de la montaña sin esquiar, como para los que buscan sensaciones extremas de esquí, snowboard, freestyle, snowpark, esquí de travesía, mountain bike, etc.

Acceso a Saint Lary y a pistas

Por carretera, este dominio esquiable, insignia de los Pirineos franceses, está en torno a 4 horas de Bilbao y Barcelona y a algo más de 6 horas de Madrid.

La estación más cercana de tren es Lannemeza, a 30 km y los aeropuertos más próximos son el de Lourdes a 80 km o el de Pau/Uzein a 100 km.

Una vez allí, a las pistas de esquí se puede acceder de tres formas: desde el pueblo de Saint-Lary por teleférico y telecabina, subiendo en coche o skibus a Saint-Lary 1700 (Pla d’Adet) o llegando hasta Saint-Lary 1.900 (Espiaube).

Planes para todos los gustos, esquiadores o no

Además de las dos principales actividades, esquí en invierno y bicicleta de montaña en verano, Saint-Lary ofrece muchas experiencias como paseo en Quad, raquetas de nieve, esquí de fondo, escalada y vías ferrata, lanzamiento de hacha, tiro, cañones, trekking, piragua, parapente, moto de nieve, trineo con perros, construcción de iglús, equitación, visitas culturales, baños termales, yoga al aire libre, etc., para todos aquellos que desean soltar adrenalina a la vez que relajarse con las vistas.

Dónde comer

Para los amantes del buen comer, Saint-Lary brinda un amplio abanico de opciones en todo el valle, desde la degustación de platos típicos en las tiendas de delicatessen, situadas en la parte peatonal del pueblo, o en alguno de los mercadillos temporales, hasta la comida o cena en restaurantes, acompañadas de un buen vino de la zona. Muy recomendables, por ejemplo, el exquisito Le Balthazar by Florian, el acogedor restaurante La Grange o el divertido Izard Café Central (ICC) donde después de tomar un buen chuletón, puedes seguir la noche de copas.

La estación cuenta en pistas con gran variedad de cafeterías y restaurantes en las que comer y descansar como La Cabane 1700, Snack l'Espiaube y Les 3 Guides, que antaño fuera un refugio de pastores. También merece la pena bajar, esquiando o en telesilla, al Refugio de l'Oule, a las puertas de la Reserva natural de Néouvielle. En él, se puede realizar una pausa para degustar las parrilladas a fuego de leña de productos locales como el cerdo negro de Bigorre, chuletas de cordero de los Pirineos y magret de pato, o probar la sopa garbure real o el pato confitado, mientras se admiran las vistas, que quitan el hipo.

Dónde dormir

Como la mayoría de las estaciones francesas, Saint-Lary tiene una amplia oferta de apartamentos particulares y de cadenas, además de hoteles, entre los que destaca el hotel de 4 estrellas, Mercure Sensoria, de All Accor, a los pies del telecabina principal, con su anexo balneario Sensoria Rio y su espacio exterior de piscinas climatizadas de 100 metros cuadrados, disponible también para no clientes.

Existen hoteles más sencillos, de 3 estrellas como Les Arches, situado en la zona peatonal del pueblo, o el Hotel Neste de Jade, ubicado justo en el parking del telecabina que sube a las pistas. Para los que prefieran experiencias más fuertes, se puede dormir en el Refugio de l'Oule, que cuenta con 34 camas en dormitorios o habitaciones privadas, en pleno corazón de la montaña.

 

Como reza el slogan de Altiservice, Saint-Lary es “la inmensidad de una estación de esquí y la autenticidad de un pueblo pirenaico”.

 

Más información y precios: Turismo de Saint-Lary