20 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Descubren un extraño caso de afiliaciones masivas al PSOE en el pueblo de Bono

Susana Díaz, entre Emiliano García-Page y José Bono.

Susana Díaz, entre Emiliano García-Page y José Bono.

El aparato del PSOE castellano-manchego, manejado en la sombra por el exministro, está de los nervios. Apenas 869 avales separan a Susana Díaz de Pedro Sánchez. Y ocurren fenómenos raros.

En la localidad albaceteña de Salobre, 523 habitantes según el padrón de 2016 publicado por el INE, parece haberse instalado en los últimos meses una sorprendente euforia por afiliarse a un más que decaído PSOE. Podría explicarse esta insólita demanda en plena batalla campal por las primarias en el hecho de que Salobre es la localidad natal de un notable socialista, el expresidente de la Junta de Castilla-La Mancha y del Congreso, y exministro de Defensa, José Bono.

Bono, "perejil en todas las salsas del PSOE", según ironiza a ESdiario un veterano diputado socialista, es uno de esos dirigentes que ha transitado velozmente del pedrismo al susanismo.

Contribuyó en 2014, con avales y apoyo logístico -su jefe de prensa asumió la comunicación de Sánchez- y mediático, al triunfo del exsecretario general sobre Eduardo Madina, y milita ahora de forma más que entusiasta en apoyo de la presidenta andaluza.

Pues bien, el equipo de Sánchez ha denunciado en las últimas semanas un sospechoso incremento de las afiliaciones en diversas localidades de Castilla-La Mancha y en varios pueblos de la provincia de Albacete, entre ellos Salobre, el municipio donde nada se mueve sin conocimiento de Bono

Los pedristas, alerta tras el "empate" a avales

El incremento de las solicitudes del carné socialista, que ha rondado el 50% en varias localidades como Villarobredo o Elche de la Sierra, y el 200% en el propio Salobre, obligó a intervenir en su día al secretario de Organización del PSOE manchego, Jesús Fernández Vaquero, que llegó a suspender cautelarmente ese proceso de altas al partido.

"En algunas provincias ha habido un aumento significativo de militantes que entrarían, por decirlo suavemente, dentro de lo que la Ley Electoral General establece como fraude, cuando hay un aumento de más de 15%", explicó el propio Fernández Vaquero en una entrevista en la agencia Europa Press.

Cabe recordar que en Castilla-La Mancha no solo se juega el futuro del secretario general del PSOE en el ajustado duelo que mantienen Pedro Sánchez y Susana Díaz. Ya que el propio presidente regional, Emiliano García-Page ha llegado a vincular su continuidad al frente del partido a nivel regional a la victoria de la presidenta de Andalucía en las primarias del 21M.

"Estas primarias van a determinar, y mucho, la perspectiva y, seguramente, la agenda personal de muchos", afirmó el pasado 2 de abril García-Page a su llegada a la reunión del Comité Federal del PSOE.

Si se tiene en cuenta los datos de la recogida de avales de las dos candidaturas favoritas, se deduce que la batalla entre Sánchez y Díaz está más que ajustada. La lideresa recogió 5.025 frente a los 4.156 de exsecretario general, apenas 869 avales de diferencia.

Por eso, tal vez, Bono y los actuales dirigentes del PSOE -todos de su máxima confianza- han tratado en las últimas semanas de "volcarse" a favor de Díaz

Comenta esta noticia
Update CMP