27 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PNV chantajea a Sánchez para obtener el botín más dañino para España

Es el botín que anhela el nacionalismo vasco desde hace años y que ahora intentará conseguir a cambio de los votos para la investidura. Pero hay un inconveniente: es la hucha de todos.

Todas las negociaciones tienen un precio y el PNV ya ha puesto el suyo. Desde el Parlamento Vasco ya se presiona con un nuevo estatuto y con la autodeterminación pero desde el Congreso de los Diputados, se aprieta con otra cosa, mucho más palpable, el dinero. Y es que el PNV lo tiene claro, quiere controlar la gestión de la Seguridad Social.

De hecho, el portavoz parlamentario del PNV, Aitor Esteban, ha señalado que mantiene conversaciones con el Partido Socialista y vaticina que "la cosa podría funcionar" para la investidura del líder socialista, Pedro Sánchez, admitiendo que el PNV exigirá la transferencia de la gestión de la Seguridad Social a las autoridades vascas.

Según ha confirmado en una entrevista en RNE, esta transferencia "está en el Estatuto" de Gernika y la Justicia avala esta posición. "Evidentemente siempre lo vamos a exigir porque está en el Estatuto, casualmente hubo una sentencia del Tribunal Constitucional que viene a decir eso", ha señalado.

 "Aquí hay un contenido estatutario y se habla en el fallo de la seguridad social, hay que concretar a que se refiere y definir hasta qué nivel, pero la comunidad tiene competencias y eso habrá que enfrentarlo tarde o temprano", ha recalcado el dirigente jeltzale.

En este sentido, Aitor Esteban ha ironizado con que los partidos hablan siempre de "cumplir la ley", pero en este caso critican la exigencia del Gobierno vasco. "Los constitucionalistas son muy defensores de la jurisdicción, entonces, tendrán que negociar esas competencias que compete a las comunidades autónomas", ha zanjado, matizando que es algo que "no dice el PNV", sino el Constitucional.

Comenta esta noticia
Update CMP