20 de febrero de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Llevan a Bertín Osborne a los tribunales por hundir a propósito sus negocios

Malos tiempos para Bertín

Malos tiempos para Bertín

Malos tiempos para el cantante. Su programa ha sufrido otro cambio de día debido a los malos resultados de audiencia. Ahora Bertín se sentará en el banquillo de los acusados. Un escándalo.

Bertín Osborne está en el punto de mira desde que estallara el escándalo de una de sus franquicias, El rincón de Bertín. Tal como informó Esdiario, los franquiciados del artista denunciaron: “Nos sentimos engañados por el incumplimiento de los contratos. No se ha hecho publicidad ni se ha prestado ningún servicio”. Además, resaltaron que habían descubierto que el negocio “no estaba inscrito en el registro nacional de franquicias pese a operar como tal”.

Para colmo de males, los damnificados de El rincón de Bertín revelaron entonces que exigían  al cantante una indemnización como compensación a una inversión que les acarreó pérdidas ya que les habían dejado abandonados a su suerte. También advirtieron que en caso de no alcanzar un acuerdo, sentarían a Bertín Osborne en el banquillo de los acusados para que respondiera ante la Justicia.

Y para rizar el rizo, desde EconomíaDigital resaltan que los problemas crecen para Bertín en este asunto: “Las cuentas de El Rincón de Bertín señalan que el cantante ocasionó graves pérdidas por su inactividad hasta el punto de llevar a la firma de Valladolid a tener fondos propios negativos (quiebra), situación que se intentó salvar a través de la aportación extraordinaria de dinero por parte de los socios”.

Bertín Osborne, de Mi casa es la tuya al banquillo de los acusados

Según relata el digital de economía, el detonante de todo “fue el enfrentamiento entre los socios por la entrada de un tercero: el empresario mexicano Salvador Guerrero Pacheco. La entrada no contaba con la aprobación de Osborne ni con la de su socio y mano derecha Ernesto Serrano –éste participaba mediante su sociedad Éxito Seguro–, quienes impidieron su incorporación al sumar el 55% de las acciones de la sociedad.

Esta circunstancia, según explica el administrador único de la empresa, Marco Antonio Yáñez, provocó el distanciamiento de los socios con el resto. Osborne y Serrano amagaron con abandonar y ‘practicar la actividad franquiciadora bajo otra marca’, lo que desembocó en una ‘inactividad’ que supuso importantes pérdidas por no poder formalizar los ingresos relacionados con la incorporación de unidades franquiciadas (una hipotética expansión en México y Estados Unidos)”.

Los franquiciados de El rincón de Bertín lo tienen claro, y lo que ayer era un aviso, hoy es una realidad: “Nos han estado engañando durante un año y al final han querido ahogarnos económicamente para que les tuviéramos que ceder el negocio. Vamos a seguir hasta el final y recuperar nuestra inversión en tiempo y dinero en los tribunales”.  Así las cosas, Bertín Osborne se sentará en el banquillo de los acusados  y tendrá que dar explicaciones sobre este escándalo que le salpica de lleno.

Comenta esta noticia
Update CMP