04 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Juan José Cortés abandona la política humillado en las urnas: "Ya era cadáver"

El polémico pastor evangelista, que tenía a todo el PP de Andalucía en su contra, ha sido el menos votado de la terna del PP al Senado por Huelva, y eso que encabezaba la candidatura.

"Ya era cadáver antes de entrar en la UCI. Acaba un ciclo en mi vida y espero comenzar otro..... Gracias a todos". Con estas palabras Juan José Cortés ponía fin este domingo por la noche a su efímera carrera política. O mejor dicho: los onubenses lo ponían por él. 

 

 

Cortés, el número uno de la candidatura del PP al Senado por Huelva, se ha quedado sin escaño a pesar de que el partido sí ha obtenido un senador por dicha circunscripción, frente a los tres del PSOE. ¿Cómo puede ser? Porque el segundo de la candidatura popular, José Enrique Sánchez, recibió 7.656 votos más que él. Es más. La tercera de la candidatura del PP, María Álvarez Bermejo, también obtuvo más respaldo que él. En concreto, 2.937 votos más. 

 

Ello evidencia el profundo malestar que en su día provocó en el PP de Huelva, el de Andalucía y sus bases la designación del pastor evangelista por decisión personal de Pablo Casado. En abril el líder de los populares lo colocó encabezando la lista al Congreso. Y se convirtió en diputado. Esta vez, y para calmar los ánimos de los de Juan Manuel Moreno, Cortés fue relegado a la candidatura del Senado. Algo que no se tomó nada bien. 

En su adiós, Cortés ha asegurado que lo ha hecho "lo mejor posible", aunque su hoja de servicios como diputado durante el tiempo que lo fue es muy modesta. Su trabajo se redujo a la presentación de unas cuantas preguntas al Gobierno con solicitud de respuesta por escrito. Y para colmo la Cámara embargó su sueldo por las deudas que tenía. 

Comenta esta noticia