24 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Una diputada de Podemos revela su calvario, humillada por sus propios compañeros

La parlamentaria de Podemos en las Juntas de Vizcaya, Asún Merinero.

La parlamentaria de Podemos en las Juntas de Vizcaya, Asún Merinero.

La parlamentaria morada en las Juntas Generales de Vizcaya, Asun Merinero, pide desesperada amparo de la mesa del órgano y anuncia que llevará al juez una brutal campaña contra ella.

Convulsión. Es una de las palabras más repetidas de boca en boca este martes entre los dirigentes de Podemos Euskadi. A la guerra frontal permanente entre pablistas y errejonistas y a algunos oscuros incidentes en la formación en Guipúzcoa, una revelación conocida en las últimas horas ha incendiado la formación que dirige Lander Martínez. Y todo 48 horas después de la presencia en San Sebastián de la propia Irene Montero.

Todo después de que -en plena resaca de las movilizaciones del 8M-, la parlamentaria provincial (diputada en las Juntas Generales de Vizcaya), Asun Merinero, se haya visto obligada a pedir el amparo de la mesa del parlamento provincial ante el calvario que dice sufrir a manos de sus propios compañeros.

Merinero, que ha anunciado además la presentación de una denuncia ante el juez, pide amparo ante el "acoso laboral" que sufre. Y va más allá. "Mi abogado y yo estamos preparando una demanda por lo penal que vamos a presentar en breve, ha revelado.

La que fue cabeza de lista de Podemos en las elecciones de 2015, suma ya "cuatro bajas por ansiedad y estrés". Denuncia "hostigamiento" de sus propios compañeros -apunta al sector anticapitalista-; "ocultación de información y la humillación pública". Y aporta como prueba "comentarios y carteles denigrantes· contra ella.

Y, como colofón a esta denuncia por acoso laboral, Merinero denuncia la falsificación de su propia firma. La parlamentaria, purgada de las listas, advierte: "No me considero una víctima sino una superviviente, una luchadora. No me voy, me echan".

Comenta esta noticia
Update CMP