03 de junio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El incómodo papelón de Robles y lo que ha escondido en su discurso ante el Rey

Robles, este lunes en su discurso en la Pascua Militar.

Robles, este lunes en su discurso en la Pascua Militar.

No lo tenía fácil la ministra de Defensa este lunes tras el bochornoso aquelarre contra Felipe VI de los socios de Sánchez. Ha querido jugar a dos bandas y no ha contentado a nadie.

Margarita Robles sabía bien este lunes que su discurso iba a ser analizado con lupa en el Ejército. Pero sabía también que se juega en estas próximas horas su continuidad en el Gobierno y que los socios de Pedro Sánchez la tienen a ella y a su Ministerio en el punto de mira.

Por eso, en la Pascua Militar, ha firmado un mensaje que ha causado notable indiferencia, cuando no malestar, en las Fuerzas Armadas.

Robles, a medida del discurso de Podemos, ha reivindicado una España "abierta y grande en su diversidad", una España "incluyente que exige el esfuerzo de todos porque de todos sin excepciones es".

Robles ha lanzado este mensaje durante la celebración de la Pascua Militar en el Palacio Real bajo la mirada del Rey y de Pedro Sánchez, en medio del debate de investidura que culminará previsiblemente este martes con la votación definitiva para la elección del candidato socialista como jefe del Ejecutivo.

"España, nuestra España, abierta y grande en su diversidad; una España, nuestra España, incluyente que exige el esfuerzo de todos porque sin excepciones de todos es", ha proclamado reivindicando un país "que combina prudencia con eficacia para llegar a buen puerto".

Robles cree que las Fuerzas Armadas y la Guardia Civil "hacen gala" de estos valores con su "permanente compromiso de servicio" a España y los españoles. Y ha querido tener un recuerdo especial para aquellos muertos o heridos en servicio, así como a los casi 3.000 efectivos desplazados en el exterior. "Contribuyen de manera impagable y tantas veces desconocida a que vivamos en una sociedad más justa, libre y segura", ha reconocido.

Igual que ha hecho poco después el Rey, la ministra se ha dirigido especialmente a los casi 550 efectivos desplegados en Irak. "Admiramos su sentido del deber y responsabilidad con la comunidad internacional", ha apuntado en medio de la tensión que vive la zona, agudizada por la muerte del general iraní Qasem Soleimaini en un ataque estadounidense.

"Todos debemos estar unidos en el objetivo de tener unas Fuerzas Armadas adaptadas a los tiempos y preparadas para las misiones que tienen encomendadas, en defensa de los valores constitucionales que son patrimonio de todos y de los que tan orgullosos nos sentimos", ha subrayado.

Pero además, ha dedicado una parte importante de su intervención al "baluarte" de las Fuerzas Armadas, los alrededor de 120.000 hombres y mujeres que las componen y que ha asegurado que "serán siempre" la "prioridad" del Ministerio.

Robles se ha mostrado segura de que las Fuerzas Armadas cuentan con "el aliento y el reconocimiento" de la sociedad española, que a cambio exige "esfuerzo, generosidad, altura de miras y defensa del interés general".

"Una España reflejada en sus valores constitucionales que proclama y se proyecta en el mundo como un referente histórico, cultural, científico y tecnológico", ha insistido. Aunque los nuevos socios de Sánchez no parece que compartan mucho esta aseveración. Más bien todo lo contrario...

 

 

Comenta esta noticia