30 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La jugada del independentismo para sacar más dinero a Sánchez con la pandemia

Sánchez, junto a Calvo, Torra, Aragonés y Artadi

Sánchez, junto a Calvo, Torra, Aragonés y Artadi

Los votos de ERC no le van a salir gratis al Gobierno. Desde la Generalitat, Pere Aragonés le ha recordado al Ejecutivo exactamente cuánto le va a costar.

Se veía venir que el apoyo de los socios independentistas catalanes a Pedro Sánchez en la crisis sanitaria por el Covid 19 no era gratis y sin compromiso. Así, desde la Generalitat le han recordado ya al jefe del Gobierno cuánto exactamente valen sus votos por permitir que el estado de alarma tenga luz verde en el Congreso.

En concreto, el vicepresidente y conseller de Economía y Hacienda del Govern, Pere Aragonès, ha defendido aumentar el gasto y las inversiones para afrontar la crisis del coronavirus reforzando el sector público:

"Los recortes serían absolutamente contraproducentes". En esos terminos se lo ha trasladado al presidente del Gobierno: "Como coordinador general de ERC mantengo la interlocución y se lo he podido transmitir", ha afirmado en una entrevista de La Vanguardia hace unas horas.

 

Y detallando aún más, ha transmitido a Sánchez, y a "diferentes ministerios", la necesidad de que el Estado inyecte liquidez por medio de transferencias directas y dote a las autonomías de recursos para hacer frente a unos gastos que, en Cataluña, el Govern cifra en más de 2.000 millones. Y como es de imaginar, el voto de ERC en las prórrogas del estado de alarma estará vinculado a que el Gobierno concrete sus "promesas de liquidez y transferencias". Y lo msmo valdrá para los Presupuestos Generales del Estado.

¿España, paro y muerte?

Evidentemente, la petición de independencia sigue intacta: "Igual que el Gobierno no renuncia a la independencia de España por la reconstrucción, los independentistas catalanes no renunciamos a la independencia de Cataluña para acordar medidas de reconstrucción".

Ha reivindicado el independentismo como espacio político central en Cataluña, y ha añadido que "la responsabilidad que ERC está teniendo no está siendo correspondida por el PSC, que prioriza el desgaste por cuatro votos".

"Seguro que una Cataluña independiente habría cometido aciertos y errores", ha concluido, tras lamentar que el presidente de la Cámara de Comercio de Barcelona, Joan Canadell, dijera literalmente que España es paro y muerte.

 

Comenta esta noticia