25 de marzo de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pilar Eyre mete el miedo en el cuerpo a Don Felipe con una foto de 200.000 euros

La periodista especializada en la Familia Real ha disparado las alarmas en los pasillos de La Zarzuela después de soltar la bomba sobre Iñaki Urdangarin. Las cosas no son como parecen.

Preocupantes noticias para la familia de la Infanta Cristina las que publica la periodista especializada en Casa Real Pilar Eyre en su blog de Lecturas.

Tal como señala Eyre, Iñaki Urdangarin está "hundido. Deprimido en grado máximo. Peor que nunca". De hecho, no solo no va a mejor sino que va a peor su estado de ánimo: "Estos tres meses en prisión le han pasado factura, ve que la vida fuera continúa, y para él todos los días son iguales… Pero, sobre todo, lo que le ha sumido en una profunda y preocupante depresión, que ha precisado tratamiento, es la soledad", aclara.

Y es que todo lo hace solo: "Juega al frontón contra sí mismo, lee, escribe un diario, ve televisión, reza, recorre los cuarenta metros que tiene su patio. Ni siquiera hay funcionarios con los que hablar, porque ellos no tienen permiso para estar con él, a menos que deban prestarle algún servicio". 

No en vano "se han llegado a ofrecer hasta 200.000 euros por una imagen suya en prisión" y claro "la vigilancia es extrema, se examina hasta el recto de los visitantes para que no puedan introducir ningún móvil. Y ahora se vigila hasta el cielo. Más de una vez se le ha prohibido salir al patio por temor a que un dron pudiera fotografiarlo". 

Con este panorama, "lo único que le devuelve las ganas de vivir" son "las visitas de su abogado y sus familiares".

Aunque no han ido a verle "ni la Reina Sofía ni la Infanta Elena" sí sus hijos en las visitas por convivencia familiar que tienen lugar en una salita cada dos semanas y los vis a vis con su mujer en un cuarto provisto de cama y lavabo pero "me dicen que estos encuentros íntimos suelen ser muy descorazonadores para ambas partes".

Además, la Infanta Cristina le llama a diario y hablan durante un cuarto de hora desde una cabina al lado de su celda. También acude todas las semanas a llevarle lo que le pide: libros, prendas de ropa, zapatillas de deporte...

Luego, en locutorios a través de cristal, van a verle sus hermanos, su madre y sus sobrinos.

Lo que se pregunta Pilar Eyre es por qué no hay imágenes de la Infanta Cristina si tanto va a la cárcel y responde ella misma: "Por mucho que las relaciones con Felipe estén rotas, Cristina sigue perteneciendo a la familia del Rey. De Casa Real avisan al director de cuándo quiere ir, y este la espera, a ella y sus escoltas, en la entrada de vehículos, no la de visitantes". 

La periodista todavía tiene otro palo para la familia y asegura que los rumores de que Iñaki pronto podrá disfrutar de permisos carcelarios no son ciertos: "Hasta finales de 2019 no saldrá de día e irá a dormir de noche a la prisión, lo que seguramente obligará a la Infanta a cambiar su domicilio a Madrid".

Pilar Eyre concluye que, dado el estado de ánimo de Urdangarin, se equivocaron los que le exigieron estar solo, o fue muy mal aconsejado, y que estaría mucho mejor en un módulo de respeto en la prisión de Palma, por ejemplo, porque podría interactuar con otros presos a pesar de peligro de fotografías...

Pero es que aún le queda lo peor: "Cuando el termómetro marque diez grados bajo cero y no pueda salir al patio" o tenga que pasar las Navidades en prisión.

Y es que una foto del cuñado del Rey en la cárcel sería un golpe fatal para la Corona por eso, Pilar Eyre sentencia que "estar solo es el último servicio que puede hacerle a la corona, aunque le cueste la salud mental".

Comenta esta noticia
Update CMP