Pedro Sánchez cambió la ley para poder cobrar peajes

Laautopista entre Tarragona y Alicante será grauita a partir de enero.

Laautopista entre Tarragona y Alicante será grauita a partir de enero.

El presidente Sánchez firmó un Real decreto en la que se contempla cobrar peajes en las autopistas que han pasado o pasarán a ser gratuitas una vez concluida su concesión.

El anuncio del ministro  José Luis Ábalos de introducir peajes "simbólicos" en las carreteras no parece que sea una serpiente de verano. Bien al contrario. El propio presidente del Gobierno Pedro Sánchez firmó un Decreto Ley hace diez meses, en  noviembre de 2018, en el que se contempla esa posibilidad. Una decisión que en su momento pasó un tanto desapercibida.

El diputado autonómico Miguel Barrachina recuerda que en dicho decreto se establece que con un "simple" acuerdo de Consejo de Ministros se puede imponer peajes en cualquier  autopista (rescatada) de España. El diputado popular, que fue ponente en el Congreso de la Ley de Carreteras, resalta que la medida prosperó en su convalidación en el Congreso, el 22 de noviembre de 2018, con el respaldo de grupos como PSOE, Compromís, Ciudadanos y Podemos y tuvo la sola oposición del PP.  

El Gobierno socialista modificó la ley  37/2015 para autorizar a la Sociedad Estatal de Infraestructuras del Transporte Terrestre a gestionar las carreteras estatales. En la explotación de las autopistas que reviertan al Estado, la citada sociedad estatal "queda autorizada para el cobro a los usuarios de las tarifas que fije el Consejo de Ministros".

Barrachina adelanta que su grupo pedirá que Les Corts  muestren su oposición “inequívoca” a que las actuales autovías que transitan por la Comunitat Valenciana pasen a tener un peaje, independientemente de que la titularidad sea autonómica o nacional. Hablar de la imposición de tasas al turismo o de imponer peajes en autovías es “lesivo” para la autonomía valenciana, asegura.

Para el ex diputado nacional no cabe duda que el debate de los peajes reabierto por el ministro de Fomento “no es un calentón de verano del Gobierno sino algo programado".

Para el Partido Popular las autovías en España son gratuitas desde siempre y pueden seguir siéndolo gestionando adecuadamente nuestro país. "Ni si quiera en el peor momento de la crisis económica de 2008-2014 se planteó esta posibilidad”, ha señalado.

Asimismo, ha indicado que el PP “cree en la igualdad de trato y por tanto, las cinco autopistas amortizadas tras 40 años de peaje deben pasar a ser gratuitas, pues ya han sido costeadas por los vecinos”. Entre ellas están la ya abierta al tráfico Burgos-Armiñón (AP-1), la que vertebra la Comunitat Valenciana, Tarragona-Alicante (AP-7), y la de Sevilla a Cádiz (AP-4) –cuyos contratos concluyen este año- y la Zaragoza-Mediterráneo (AP-2) y tramos posteriores de la AP-7 en Cataluña.

 

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP