PP y CS muestran capacidad de acuerdo en un debate en el Colegio de Ingenieros

Fernando Giner (Cs) y Luis Santamaría (PP) defienden que es urgente un cambio de rumbo del Ayuntamiento de Valencia durante un debate en el Colegio de Ingenieros Industriales.

La sensación que se respiraba en el ambiente, más allá de las diferencias programáticas o de criterios de actuación puntuales, es que estos dos políticos en un hipotético escenario de negociación serían capaces de entenderse

El Colegio de Ingenieros Industriales de Valencia acogió una de sus cada vez más conocidas veladas, orientadas a consolidar un  espacio de opinión para sus colegiados donde se supera el ámbito profesional para abordar el debate  social y político contando con la participación de personas que están de actualidad en la vida pública.

El formato responde a una cena en la sede del Colegio en la que tras la correspondiente presentación del Decano, Salvador Puigdengolaslos invitados realizan una breve intervención y a partir de ahí se abre la veda a una dinámica constante de preguntas y comentarios de los asistentes, entorno a una treintena entre miembros de la Junta y representantes de empresas  como Iberdrola, BP, Heineken, Lladró, Pavasal, Elit, Nensys, Vericat o Grupo Gimeno, convirtiendo el lugar en un foro de opinión y debate ininterrumpido que se prolonga más de dos horas.

En este caso los invitados fueron el presidente de los Populares en Valencia Luis Santamaría y el portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento Fernando Giner. Tras responder a preguntas imprescindibles a tenor del lugar donde se celebraba el evento tales como la escasa presencia de ingenieros superiores en las administraciones, las políticas industriales o las medidas que proponen para  Pymes y autónomos, las cuestiones de actualidad se fueron imponiendo tratándose el resultado de las elecciones andaluzas y sus posibles réplicas a escala general y local.

Tanto Giner como Santamaría mostraron en todo momento sintonía en sus críticas al tripartito que gobierna la ciudad y aprovecharon la oportunidad para proyectar cual es la idea de Valencia que tienen y como visualizan la urbe para las próximas décadas. La sensación que se respiraba en el ambiente, más allá de las diferencias programáticas o de criterios de actuación puntuales, es que estos dos políticos en un hipotético escenario de negociación serían capaces de entenderse tras las elecciones de mayo.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP