La paridad no existe en Diputación de Valencia: las mujeres no llegan al 36%

Mercedes Caballero ha impuesto su criterio en Diputación frente a las propuestas remitidas por las agrupaciones comarcales 

Mercedes Caballero ha impuesto su criterio en Diputación frente a las propuestas remitidas por las agrupaciones comarcales 

En el PSPV solo 5 de 13 diputados son mujeres. En el PPCV solo una de 8 es segura. Compromís es el único partido que tendrá en la institución provincial más mujeres que hombres.

La paridad ha sido una de las señas de identidad del Gobierno valenciano y, especialmente del PSPV, desde que llegó a las instituciones valencianas en el año 2015. También lo ha sido para el PPCV, donde su presidenta, Isabel Bonig, puso en valor la presencia de mujeres en las listas que conformaban las candidaturas a las próximas elecciones tanto generales como autonómicas y llegó a destacar el PP “era el partido de la mujeres” con una cabeza de lista para alcaldesa de Valencia (Mª José Català) , una cabeza de lista al Congreso por Valencia (Belén Hoyo) y una cabeza de lista a la Presidencia de la Generalitat (ella misma).

Sin embargo, en la próxima constitución de la Diputación de Valencia esa paridad no existe, en casi ninguno de los partidos políticos que han obtenido representación en la corporación, salvo en la formación política de Compromís. De los 31 diputados que tendrá la próxima Diputación de Valencia, todo parece indicar que solo 12, en el mejor de los casos,  serán mujeres. Es decir, ni siquiera el 36% de los escaños estaría ocupado por féminas. 

La nueva Diputación de Valencia surgida tras las elecciones municipales del pasado 26 de mayo quedará integrada por 13 diputados del PSPV (de los cuales solo 5 son mujeres: Amparo Orts, Pilar Molina, Empar Folgado, Pilar Sarrión e Isabel García); ocho del PP (de los cuales solo una mujer es segura, Paz Carceller, la alcaldesa de Puzol;); cinco de Compromís (de los cuales 4 serán mujeres: María Josep Amigó, Dolores Gimeno, la periodista Mentxu Balaguer  y Gloria Tello, apuesta del alcalde Joan Ribó), tres de Ciudadanos (de los que solo una será mujer, la ex fallera Mayor de Valencia, Rocío Gil Uncio); uno de Vox (Joaquín María Alés, que entra por primera vez en esta institución); y uno de La Vall ens Uneix (formación política que se estrena también en ella, y cuyo diputado provincial será el concejal de Territorio del Ayuntamiento de Ontinyent, Joan Sanchis).

PSPV y PPCV los más polémicos en la designación

Especialmente llamativo, como ven es el caso del PSPV, del Partido Popular valenciano y de Ciudadanos. Respecto a los socialistas, cabe decir que el PSPV de Valencia sacó adelante su listado de diputados y diputadas provinciales con siete abstenciones la lista de representantes para la Diputación de Valencia. Una candidatura en la que la dirección liderada por Mercedes Caballero, mano derecha del secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, impuso su criterio frente a las propuestas que habían remitido las distintas agrupaciones comarcales. 

Es decir, los candidatos propuestos desde las distintas demarcaciones socialistas fueron pasadas por alto prácticamente en su totalidad para situar a los dirigentes que consideró la cúpula, ya fuera por justificadas mayorías logradas en las urnas o, en otros casos, por afinidad a Caballero o simplemente por puntuales equilibrios orgánicos de corte estratégico. Lo que viene a demostrar que la paridad no ha contado en absoluto.

Respeto a los populares valencianos, la gestora del partido en la provincia de Valencia, que preside Juan Ramón Adsuara, ha sido quien ha decidido  la lista de representantes de la formación en la Diputación de Valencia, tras un proceso interno de presentación de candidatos en el que se exigía, como marca la legalidad vigente, alcanzar el apoyo de un tercio de los concejales del partido judicial por el que se presentaban. La gestora siempre ha tenido como objetivo la unión y la cohesión del partido y ha consensuado la lista con la dirección nacional y regional "después de un proceso de amplia participación democrática que persigue dotar de la máxima legitimidad a las personas elegidas", según aseguraba en un comunicado el partido hace unos días. "Es una política clara de transparencia en contraposición a las actuaciones desarrolladas por otros partidos en la elección de los diputados provinciales", añadía el comunicado, pero en esa lista tampoco se ha tenido en cuenta la paridad.

Respecto a Ciudadanos, tal como adelantaba este diario el pasado 17 de junio, el núcleo duro de la formación es el que se ha reparte los escaños en la Diputación de Valencia. Jesús Gimeno y Juan Córdoba, secretario autonómico de Acción Institucional, y secretario provincial de Organización en Valencia, respectivamente, de Ciudadanos, serán diputados junto a una única mujer, Rocío Gil, Fallera Mayor de Valencia en 2018 y número dos en la candidatura a la capital por detrás del aspirante a alcalde, Fernando Giner. 

La bancada provincial de Ciudadanos ha logrado la aprobación de la dirección nacional y se ha traducido en una propuesta para que la secunden los ediles del partido en el área metropolitana. No se trata de que votaran diferentes opciones, sino de que ratificaran la única existente. Pero la paridad tampoco ha ganado.

La nueva Diputación de Valencia se constituirá entre el 30 de junio y el 15 de julio, una vez estén conformados todos los ayuntamientos de la provincia. Se hará en en una sesión plenaria extraordinaria en la que se conforma una Mesa de Edad integrada por los diputados de mayor y menor edad. Como secretario actúa el de la corporación provincial para elegir al presidente de entre sus nuevos representantes. El presidente debe obtener mayoría absoluta en la primera votación y simple en la segunda.

Comenta esta noticia
Update CMP