La batalla contra la violencia machista se libra en las aulas

Un cambio drástico en el modelo educativo, con mayor y continua educación en igualdad, frenaría el dramático ascenso de la violencia de género en la adolescencia



A casi todos y todas se les llena la boca argumentando que la educación desde pequeños es la clave para que desaparezca la violencia machista, pero ¿dónde están las acciones reales para erradicarla?... ¿Nos hemos puesto ya en marcha?...


Como introducción señalaré como agentes socializadores a la familia, la escuela, la sociedad y los medios de comunicación como destacados, centrándome esta vez en el ámbito escolar.
¿Qué está fallando en las aulas? La respuesta es un largo listado de deficiencias, como la existencia de carencias educativas en empatía, falta de vocación profesional; no existe una asignatura para la educación en igualdad, cubriendo el expediente con una charla los días clave: el 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer y el 25 de Noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, ¿dónde está la persona coordinadora de igualdad y convivencia? ; falta de formación obligatoria y especializada de los docentes; profesores desautorizados ante los alumnos por falta de límites la familia, escuela…


En resumen, es necesario un cambio drástico en el modelo educativo. ¡Señores, pongan medios!...
Ante esta gran problemática, me alegra comprobar la acción real llevada a cabo por el Instituto Asturiano de la Mujer, con la creación de la “Guía para la prevención y la actuación ante la violencia de género en el ámbito educativo”, disponible de forma gratuita.


Consiste en un manual para la formación del profesorado destinado a mejorar sus conocimientos y capacidades para la intervención desde dicho ámbito en la lucha contra la violencia de género.
La batalla contra la violencia machista, la arbitrariedades, la desigualdad, se lucha desde las aulas con el gran trabajo desarrollado por tres grandes profesionales de la materia: Marian Moreno Llaneza, docente en educación secundaria; Carmen Ruiz Repullo, Dra. Sociología, docente ,y Cristina Diez Fernández, Dra. Psicología, Terapeuta.


Destacaría de Marian Moreno: “las leyes educativas dan más peso a todo lo académico que a la educación para la vida”, "no hay prevención desde el aula sin coeducación y no hay coeducación sin conocimiento”, "EDUCARENIGUALDAD”, "para prevenir la violencia de género debemos educar mujeres empoderadas y hombres igualitarios”.


De Carmen Ruiz me ha parecido importante destacar: “las chicas y chicos que habían realizado actividades de prevención tenían menor riesgo de sufrir o ejercer violencia de género en un futuro”. Aborda las claves para la prevención y detección de la violencia de género por parte del profesorado. Ni que decir tiene que según datos oficiales, la violencia de género en la adolescencia ha aumentado, y yo me pregunto ¿Por qué no ponerle freno con esta herramienta?...


De Cristina Diez subrayaría las propuestas de apoyo a los menores expuestos a violencia de género desde el ámbito escolar, como un importantísimo protocolo de actuación desde el ámbito educativo.
Que no nos repitamos con tanto “Hay que educar” y vamos a ver de qué formas podemos elaborar estrategias eficaces para tener una sociedad más justa.
Eduquemos… los adolescentes son el futuro de nuestra sociedad.

 

*Policía Local. Grupo EmeDDona

Comenta esta noticia
Update CMP