18 de junio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez tiene un problema: España es el tercer proveedor de armas a Arabia Saudí

El Gobierno se plantea ahora si rompe esta fructífera relación comercial tras el "caso Khashoggi", con división en las propias filas socialistas. La ministra de Defensa, partidaria de cortar

España ha sido uno de los socios preferentes de Arabia Saudí en materia de armamento. De hecho, fue el tercer país que más material de defensa vendió al reino del desierto en el periodo comprendido entre los años 2012 y 2016, según datos recopilados por el Instituto Internacional de Investigación para la Paz de Estocolmo (SIPRI). Y el Gobierno tiene ahora en su mano decidir si se rompe esta fructífera relación comercial raíz del ‘caso Khashoggi’ como acaba de hacer Alemania.

El principal proveedor de armamento a Arabia Saudí en los últimos años ha sido Estados Unidos, que le vendió el 52,04 por ciento del total. A continuación se sitúa Reino Unido, con un porcentaje del 27,12 por ciento de ventas. España llegó a estar en tercer lugar tras esas dos potencias con un 4,19 por ciento, en el cuatrienio citado 2012-2016, por delante incluso de Francia, que se quedó el 4,11 por ciento.

El debate sobre la venta de armas a Arabia Saudí ha estado sobre mesa desde su participación en la guerra de Yemen. Pero se ha intensificado durante los últimos días con motivo del brutal asesinato del periodista y disidente Yamal Khashoggi en el consulado de Estambul.

Este hecho ha provocado la reacción de Reino Unido, Francia y Alemania, que emitieron un comunicado conjunto exigiendo a Riad que "esclarezca claramente las responsabilidades" y lleve a los culpables ante la justicia.

Pero el Gobierno de Angela Merkel ha ido más allá y anunció que no venderá armamento a Arabia Saudí mientras se mantenga la incertidumbre sobre la muerte del periodista saudí crítico con el régimen. Además, este lunes su ministro de Economía, Peter Altmaier, ha pedido a los socios europeos que hagan lo mismo.

Según los datos de SIPRI, Alemania ocupa el séptimo lugar en la lista de países exportadores a Arabia Saudí, con un porcentaje del 1,87 por ciento del total de las ventas al país.

En España, el Gobierno emitió el pasado sábado un comunicado en el que se declaraba "consternado por las informaciones preliminares de la fiscalía saudí sobre la muerte del periodista saudí Yamal Khashoggi en el Consulado del Reino de Arabia Saudí en Estambul".  Y el presidente, Pedro Sánchez, tiene previsto comparecer este miércoles en el Congreso para fijar la posición de España ante la controversia internacional suscitada.

Pero ya este martes, y ante las presiones de los diferentes partidos del arco parlamentario, la ministra de Defensa, Margarita Robles, desautorizada semanas atrás precisamente por un contrato de venta de armamento al mismo país, ha reabierto el debate sobre la conveniencia de seguir con esos contratos al régimen saudí porque “no podemos permanecer impasibles ante la violación de derechos humanos”, ha advertido en declaraciones a Antena 3.

Comenta esta noticia
Update CMP