30 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El veraneo en yate del millonario Jorge Javier Vázquez desata una tormenta

Jorge Javier Vázquez, en uno de sus programas en Telecinco

Jorge Javier Vázquez, en uno de sus programas en Telecinco

El presentador de Telecinco se convierte en TT por los lujos estivales que se permite, días después de que pusieran a escurrir a Rafa Nadal por mucho menos.

 

 

Hace unas semanas, al tenista Rafa Nadal le montaron una campaña en contra tras conocerse que, con su esfuerzo y dinero, se había comprado un yate para navegar por sus queridas Islas Baleares, con el despliegue de demagogia de quienes, en realidad, no soportan que el campeonísimo sea un estandarte de la España constitucional y un deportista muy poco dado a suscribir y repetir los mantras oficiales de la progresía patria.

Pero resulta que, llegado el verano, ha trascendido que otros personajes muy célebres hacen cosas parecidas, sin que suenen de igual forma las trompetas de Jericó, escandalizadas por disfrutar de lujos parecidos a los de Nadal: con ellos no se dice nada, quizá porque están en el bando de "los buenos" y para ellos hay manga ancha por arrobas.

Es el caso de Jorge Javier Vázquez, el presentador que hace nada dijo que él hacía programas con "rojos y maricones" y que, al parecer, se está pegando un magnífico veraneo en la cubierta de un ostentoso yate.

 

 

El problema no es que Jorge Javier se dé esos caprichos, que si están pagados con su dinero es asunto personal suyo. La cuestión es que lo mismo cabe decir de Rafa Nadal o de Amancio Ortega, que tampoco se lo quitan a nadie, precisamente. Pero no dicen cosas como ésta del comunicador de Telecinco, tan agresivo siempre con el centroderecha y tan generoso a menudo con el PSOE, con Podemos e incluso con el separatismo:

 

 

El desprecio de JJ a Pablo Casado y sus genuflexiones a Pero Sánchez y Pablo Iglesias le dan derecho a utilizar un yate y vivir como un millonario, pues. Y quien no lo entienda ni lo quiera entender, que se vaya al infierno junto a Nadal y a Amancio.

Otros casos

Y las redes, tan socarronas siempre, recuerdan otros ejemplos de cinismo extremo, incluyendo uno de plena actualidad bien difícil de superar: el del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, veraneando en el palacio regalado por Hussein de Jordania al "expulsado" Rey Juan Carlos y cedido por éste a España:

 

 

 

Comenta esta noticia