27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez se va al balneario de La Toja mientras confina Madrid y le ocurre esto

Pedro Sánchez, nada confinado

Pedro Sánchez, nada confinado

El presidente se va en el Falcon a un foro en Galicia nada más cerrar la Comunidad de Madrid y recibe la brutal respuesta con imágenes espeluznantes de Atocha incluidas.

 

 

Pedro Sánchez pasa este sábado en el idílico destino de La Toja, un rincón de Galicia conocido por su espléndido balneario y sus vistas a la ría de Arosa, el mayor productor de marisco del mundo. No es un viaje privado de ocio, pero la coincidencia entre su expedición gallega para participar en un foro y el confinamiento de Madrid, ha encendido una intensa polémica.

Bien es cierto que va a trabajar, y como cualquiera con una ocupación laboral, sus movimientos no están restringidos si tienen la debida justificación. Pero es tal la indignación de millones de madrileños por verse atrapados en una guerra política con excusas sanitarias, que las redes han estallado contra el presidente, con voces famosas y anónimas tronando contra sus caprichos:

 

 

El poético varapalo de Alfonso Ussía al líder del Ejecutivo, con mención expresa a su esposa, la semidesaparecida Begoña Gómez; preludia otros mensajes mucho más agrios, directos al grano, como una descarga explosiva de zascas en serie que no dejan títere con cabeza. Es el caso del periodista José Alejandro Vara:

 

 

De nada le vale a Sánchez poder argumentar que su viaje es para compartir tribuna con otros mandatarios, como Felipe González o Mariano Rajoy, en el Foro Atlántico, que dirige la periodista Carmen Martínez de Castro, secretaria de Estado de Comunicación en el último Gobierno del PP. En el imaginario colectivo, eso no deja de ser una excusa para concederse un lujo mientras encierra a Madrid para acabar con Isabel Díaz Ayuso. Este tuit lo resume todo:

 

 

O uno más, citado por Antonio Martín Beaumont y firmado por Cristina Cifuentes, que abre la segunda polémica al contrastar lo que hace Sánchez con el Falcon y lo que les ocurre mientras a los madrileños en las estaciones de tren cuando, supuestamente, ya estaban confinados:

 

 

Y para rematar las brutales críticas al presidente y a su Gobierno, otra imagen paralela que se ha hecho Trending Topic es la de Atocha, símbolo del contrasentido del confinamiento político: andenes y trenes llenos a rebosar, sin ningún control del Ministerio de José Luis Ábalos, a quien parecen importarle poco aglomeraciones de riesgo sanitario extremo. Si de verdad se trata de proteger a los madrileños, ¿cómo se permiten esas estampas en RENFE o Barajas? Quizá porque el objetivo es otro: llegar como sea a la Puerta del Sol:

 

 

Comenta esta noticia