21 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La liberalización del mercado frena el beneficio de Endesa

La subida de precios del mercado mayorista ha reducido en un 17% el beneficio de la eléctrica presidida por Borja Prado, que sin embargo mantiene sus objetivos anuales intactos.

Los precios del mercado mayorista energético han aumentado un 48% en lo que va de año, y eso afecta a la cuenta contable siempre. Es debido a ello que Endesa obtuvo un beneficio neto de 1.085 millones de euros en los nueve primeros meses, lo que supone un descenso del 17% respecto a los 1.305 millones del mismo periodo del año anterior por estas “difíciles” condiciones. Borja Prado apunta sin embargo que el negocio liberalizado se ha “normalizado” durante el tercer trimestre, y ello les permite mantener sus objetivos anuales.

“El escenario de mercado para el último trimestre, así como el impacto positivo de las acciones puestas en marcha, nos permiten asegurar que estamos en condiciones de cumplir los objetivos anunciados al mercado para 2017”, ha señalado el consejero delegado de Endesa, José Bogas. Además, La positiva contribución a los resultados de la consolidación de la actividad de Enel Green Power España, con 152 millones de mayor margen bruto, así como los distintos planes de eficiencia en costes que se pusieron en marcha durante los últimos años, ya están dando resultados. La energética reafirma así sus objetivos de cerrar este año 2017 con un beneficio neto de 1.400 millones de euros y un Ebitda de 3.400 millones de euros.

La compañía atribuyó el fuerte aumento de los precios del mercado mayorista a la “extraordinariamente baja producción hidroeléctrica y eólica de este año”, lo que ha provocado un aumento considerable de la producción térmica para satisfacer la demanda final. Por ello, a pesar de que los ingresos aumentaron un 5,1% en el periodo, hasta los 14.824 millones de euros, el margen bruto se redujo un 7,7%, hasta los 4.006 milones de euros.

Otro dato a tener en cuenta ha sido el menor gasto por el reintegro de las cantidades abonadas por Endesa en concepto del bono social de los años 2015 y 2016 (142 millones de euros), tras la sentencia del Tribunal Supremo que obligaba a la devolución de dichas cantidades. Las inversiones brutas bajaron un 14% en el periodo, hasta situarse en 632 millones de euros.

Producción al alza

En el periodo enero-septiembre, la demanda de energía eléctrica peninsular creció un 0,5%, un 1% si se corrigen los efectos de laboralidad y temperatura. La generación renovable del periodo ha cubierto apenas un 35,7% de la demanda eléctrica peninsular total por la escasez de recursos hidráulicos y eólicos, cuando durante el mismo periodo del ejercicio anterior había representado el 45,7%. Por lo que se refiere a la producción eléctrica peninsular en régimen ordinario de Endesa, creció un 13,4% hasta septiembre por la escasa disponibilidad de energía eólica e hidráulica, que ha conducido a la necesidad de incrementar la producción de las centrales térmicas.

Las tecnologías nuclear e hidroeléctrica (libres de emisiones de CO2) representaron el 52,7% del ‘mix’ de generación peninsular de Endesa en régimen ordinario, frente a un 64,8% en el mismo periodo de 2016. De su lado, la producción de la compañía en las islas fue de 9.821 gigavatios hora (GWh) (+3,9%). A su vez, la producción de Endesa con tecnologías renovables distintas de la hidráulica fue de 2.533 GWh.

En el conjunto de los nueve primeros meses de 2017, Endesa alcanzó unas cuotas de mercado del 38,6% en generación peninsular ordinaria, del 44,3% en distribución y del 35,5% en ventas a clientes del mercado liberalizado y del 3,5% en generación de tecnologías renovables (sin incluir la generación hidroeléctrica). El número de clientes en el mercado liberalizado era de 5.577.599 a 30 de septiembre, con un aumento del 2,9% respecto del 31 de diciembre de 2016.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia